Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chaves anunciará un plan de saneamiento de ciudades y una política fiscal propia en el debate de la comunidad

El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, anunciará hoy en el debate del estado de la comunidad ampliar el plan de saneamiento financiero que ahora afecta a los municipios de menos de 1.500 habitantes hasta a los de 10.000 y apostará por una política fiscal propia para la comunidad, aprovechando la futura ley de Tributos Cedidos, según fuentes del Gobierno autonómico. Chaves afronta la tradicional cita anual en el Parlamento andaluz con el viento político a favor, a juicio de varios dirigentes socialistas, y en la antesala de la convocatoria de la huelga general del 20 de junio.

El paro convocado por los sindicatos contra el decreto de reforma del desempleo ha sido uno de los datos que se ha utilizado en el Ejecutivo y en el PSOE a la hora de aportar ideas al enfoque de la intervención del presidente. Ha habido debate sobre si centrarlo o no sobre la huelga y aunque, finalmente, según varias fuentes, se ha descartado, el 20-J y todo su ruido mediático ha pesado a la hora de evaluar el grado de compromiso de algunas medidas que lanzará hoy Manuel Chaves en el Parlamento, especialmente, la referida a la fiscalidad autonómica.

Los medios consultados aseguran que el líder socialista apostará por sacar jugo a la posibilidad recogida en el acuerdo del sistema de financiación autonómica para que las comunidades programen su propia política fiscal en el porcentaje de IRPF que tienen cedido e IVA, aunque su desarrollo no se concretará hasta los presupuestos de la Junta de 2003, una vez que sea aprobada en el Congreso la ley de Tributos Cedidos.

También tiene previsto anunciar un bloque de cuatro medidas de ámbito municipal sobre transporte ferroviario en las áreas metropolitanas y los metros de Málaga, Sevilla y Granada; la firma de acuerdos para la rehabilitación de los cascos históricos de las capitales como el que ya existe en Cádiz; la sostenibilidad ambientales; y un plan de saneamiento financiero para los municipios de hasta 10.000 habitantes. Desde 2001 se aplica una medida similar para los municipios de menos 1.500 habitantes para reducir su deuda, con lo que la propuesta afectaría al 82% de los ayuntamientos andaluces.

El debate que se inicia hoy se produce en un contexto político muy diferente al celebrado hace un año. Entonces, el PSOE sufría un suerte de pájara política por la resaca de la crisis de su dirección federal, el caso de la frase xenófoba, el debate de las capitalidades, las críticas internas contra la bisoñez de los consejeros y, sobre todo, el monumental embrollo de las cajas de ahorro. Enfrente había un PP que denunciaba 'manchas de corrupción' y anunciaba el 'fin de ciclo' de un proyecto socialista 'agotado'.

A Chaves le bastó anunciar la posible reforma del Estatuto, bajo el proyecto de la segunda modernización, para empezar a dar la vuelta a la situación.

Ayer todos los grupos anunciaron con menor o mayor detalle el enfoque de sus intervenciones de hoy, excepto el Partido Popular ya que, según un portavoz, 'no se ha considerado oportuno'.

Para el consejero de la Presidencia, Gaspar Zarrías, el PP lleva al debate 'sonado' e inmerso 'en un auténtico naufragio'. 'Está fuera del mundial', apostilló.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de junio de 2002