Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El director del Museo de Navarra dimite en protesta por las obras de la Plaza del Castillo

El director del Museo de Navarra, Javier Zubiaur, ha presentado su dimisión al estar en desacuerdo con la retirada del complejo termal romano hallado en la Plaza del Castillo, de Pamplona, el más grande del norte de España, durante las obras del polémico aparcamiento que allí se está construyendo.

Zubiaur ha señalado que está a la espera de que el director general de Cultura navarro, Juan Ramón Corpas, le dé una respuesta a su petición verbal de abandonar el cargo. Zubiaur es doctor en Historia del Arte y jefe de la sección de Museos, Bienes Muebles y Arqueología del departamento de Cultura del Gobierno foral.

El dimisionario se negó a respaldar con su firma la resolución elaborada por Príncipe de Viana, la institución cultural más importante de la comunidad foral, que permitía el desmontaje total del complejo termal romano descubierto bajo la céntrica plaza pampolonesa. 'Yo hubiera preservado los restos de las termas, que tienen valor en su conjunto y también habría buscado la fórmula de hacer un garaje parcialmente', según ha indicado el director dimisionario.

La opinión de Zubiaur coincide con la expresada por siete de los arqueólogos del gabinete Trama que excavaron la Plaza del Castillo. Tanto los arqueólogos como un grupo de expertos, todos ellos catedráticos españoles en arqueología, pidieron al Gobierno foral que respetase el conjunto termal romano y lo convirtiera en un espacio museístico que el público pudiese visitar.

La alcaldesa de Pamplona, la regionalista Yolanda Barcina, y el director general de Cultura han seguido adelante con la retirada de los restos, respaldados por una reciente sentencia de un juzgado que la estima ajustada a derecho y respetuosa con la legislación sobre patrimonio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de junio de 2002