Las playas urbanas de El Cabanyal y L'Albufereta logran la bandera azul

El litoral valenciano consigue 85 galardones en zonas de baño y 19 en clubs náuticos

Por primera vez la playa de El Cabanyal de Valencia lucirá este verano una bandera azul que proclama la calidad de su agua y sus excelentes dotaciones. Otras dos playas urbanas muy solicitadas, la alicantina de L'Albufereta, que el año pasado no tuvo bandera, y la Playa Norte de Peñíscola, que la perdió hace dos, se unen a la fiesta junto a las de Miramar, la de Campoamor, en Orihuela, y La Marina, en Elche, para sumar 85 banderas en toda la costa.

El consejero de Medio Ambiente, Fernando Modrego, dio a conocer ayer las playas y puertos deportivos que podrán lucir este verano las banderas azules. Y se alegró de que el número de galardones aumentó respecto a años anteriores. Así, de las 2.087 banderas azules para playas y de las 729 para puertos otorgadas entre Europa y Sudáfrica, 423 han ido a parar a zonas de baño y 96 a puertos deportivos españoles.

Es más, después de Cataluña, con 88 playas y 19 puertos (107 en total), la Comunidad Valenciana se consolida como la segunda autonomía más galardonada. En total, 104 banderas, 85 en playas y 19 en puertos deportivos, lo que supone dos más que en 2001 (82 y 20 enseñas, respectivamente).

Como cada año, el interés estriba, ya que la inmensa mayoría de los municipios revalidan sus banderas, en las nuevas incorporaciones y en las que se han perdido. Así, en 2002 se suman al selecto club turístico tres importantes playas urbanas, que en definitiva son las que más utilizan los ciudadanos. La de El Cabanyal, en Valencia, se beneficia de las mejoras de la calidad del agua en las dos últimas campañas para conseguir por primera vez la bandera. Y lo mismo ocurre con las de L'Albufereta, en Alicante, y la Playa Norte de Peñíscola, que recuperan glorias pasadas. Y mientras Miramar, La Marina, de Elche, y la de Campoamor, en Orihuela, se unen al pelotón, otros tres puntos de baño valencianos descienden de categoría.

Entre ellas está la playa de los Olivos de Cullera, que lució la bandera durante la última década (salvo en 1995) y este año la pierde porque la calidad de sus aguas sólo logró la calificación de apta para el baño (sólo las de nivel óptimo pueden aspirar a la bandera si cumplen además otros requisitos: vigilancia, instalaciones de servicios, accesos, duchas, información...). También han perdido la enseña la playa de Tavernes de la Valldigna del mismo nombre (asidua al galardón) por problemas con sus instalaciones, según dijo Modrego, y, ya en Torrevieja, la de Torrelamata (que la ganó en 2000), por un tema jurídico, ya que el deslinde de la costa ha puesto de relieve problemas con varias edificaciones. A estas bajas se suma la del puerto deportivo de Pilar de la Horadada, por un problema de instalaciones.

Modrego puntualizó que a pesar de que este año el litoral valenciano ha sufrido dos temporales importantes, las obras de recuperación de la costa, sobre todo en el norte de Castellón, finalizarán antes de la campaña turística veraniega.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Y enumeró las actuaciones en materia de tratamiento de aguas residuales que permitirán mejorar la calidad de las aguas en los puntos que ahora se consideran no aptos para el baño. Así, para mejorar la Playa Sur de Peñíscola, se prevé que la depuradora funcione a mediados de 2004; para las de El Puig, se ha proyectado la ampliación de la planta de L'Horta Nord, con tratamiento biológico y terciario; para Alboraia se adjudicará en breve la planta de El Carraixet, además de que para este verano se habrá conectado a la red el polígono industrial y los núcleos urbanos que faltaban; por último, para Sueca, espera ver pronto los resultados de las depuradoras acabadas que están ahora en fase de pruebas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS