Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Álava censura a Euskotren por su plan de 'transporte a la carta' con autobuses

La Diputación dice que, si toma esa decisión, convocará un concurso

La Diputación de Álava ha advertido a Euskotren de que todavía no ha decidido si implantará el transporte a la carta para las zonas peor comunicadas de la provincia y que, si lo autoriza, convocará un concurso público para su concesión. 'La manifestación de Euskotren de que es la concesionaria del servicio es cuando menos inexacta', asegura un portavoz del departamento foral de Transportes.

El transporte a la carta, que la compañía pública de autobuses quiere iniciar este año, se pretende implantar en 30 de los 51 municipios alaveses en una primera fase y extenderlo después a otras zonas aisladas de Vizcaya y Guipúzcoa. El objetivo es acercar a los habitantes de núcleos rurales a áreas urbanas. Las rutas y horas se definirían cada día a partir de las solicitudes recibidas la víspera por teléfono. Se pretende que el transporte en minibuses se extienda de lunes a viernes entre las ocho de la mañana y las siete de la tarde.

Euskotren presentó en octubre pasado el plan a la Diputación alavesa, competente en el transporte público, y aún no ha obtenido respuesta. La difusión de la iniciativa (ver EL PAÍS del lunes) ha levantado las quejas de la agrupación alavesa de transportistas por lo que considera una actuación irregular de Euskotren.

El departamento foral de Transportes confirmó que a fines del pasado año Euskotren, 'participada en un ciento por ciento por el Gobierno vasco y que le costó 10.000 millones de pesetas [60 millones de euros] el pasado año', le solicitó la puesta en marcha de este transporte a la carta.

El portavoz de la institución alavesa añadió que, según la legislación, la Diputación debe evaluar la necesidad del servicio, su utilidad, el coste económico o la colisión con los derechos de otros operadores. 'En este momento se está procediendo por esta administración a evaluar todas las consideraciones citadas', precisó.

Tras asegurar que se han mantenido conversaciones con Euskotren, el área foral de Transportes en Álava anunció que convocara un concurso público para adjudicar este servicio 'si se considerara conveniente y oportuno ponerlo en marcha'. 'La manifestación de Euskotren en el sentido de asegurar que es esa empresa la concesionaria del servicio, que ni tan siquiera se ha decidido si se va a autorizar o no, es cuando menos inexacta'.

El departamento foral de Transportes no concretó cuándo decidirá si acepta o no la iniciativa de Euskotren. La compañía pública vasca ha recalcado el carácter complementario de este sistema de transporte con el tradicional interurbano, ya que no persigue 'conectar los principales núcleos de población', sino acercar 'mediante un sistema de transporte ágil a los habitantes de los núcleos rurales a dichos núcleos urbanos', ha señalado un portavoz de Euskotren.

La operadora vasca ferroviaria asegura que no supone competencia a las líneas actuales de autobuses, 'que en todo caso se verán beneficiadas con el aporte de nuevos clientes' por este sistema a la carta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de mayo de 2002