Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vicente Todolí es nombrado director del museo Tate Modern de Londres

El experto español en arte accederá al cargo en enero de 2003

Vicente Todolí, anterior jefe del área artística del IVAM y actual responsable del Museo Serralves de Oporto, ocupará la dirección de la galería Tate Modern a principios de 2003. Su nombramiento se anunció ayer en Londres. Seleccionado entre cuatro últimos candidatos, Todolí, de 43 años, es el primer español en hacerse con las riendas de la prestigiosa institución pública británica.

El cese como director de Lars Nittve el pasado junio, un año después de la triunfante apertura de la Tate Modern, y la salida simultánea de la responsable de exposiciones de la galería, Iwona Blazwick, dejó en la zozobra a la catedral londinense del arte contemporáneo. Con su experiencia en el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) y el Museo Serralves, un centro de nueva construcción que despunta internacionalmente desde su inauguración en 1999, Vicente Todolí se presenta como el candidato idóneo para trazar una ruta estable al reconvertido edificio del sur del Támesis. 'Acepto el reto con muchas ganas', dijo ayer en Londres tras reconocer que la Tate Modern 'ha transformado la movida artística londinense para siempre'.

Su candidatura fue seleccionada entre una larga lista de profesionales británicos y extranjeros, que quedó finalmente reducida a cuatro. 'Haber podido atraer a un director con tanto talento y distinción es realmente estupendo. Su nombramiento demuestra que el mundo del arte es genuinamente internacional', señaló Nicolas Serota, jefe supremo del grupo de galerías Tate.

Serota no fue el único en celebrar la llegada del primer español a uno de los más prestigiosos museos británicos. 'La Tate necesita una figura como Todolí, un luchador con una visión direccional fuerte. Es apasionado, comprometido y sin miedo a expresar su opinión', señaló Adrian Searle, crítico de arte del diario The Guardian.

El nombramiento de un extranjero ni sorprende ni provoca rencillas entre los profesionales de la isla. Todo lo contrario. La llegada de un valenciano, que toma la vacante dejada por el sueco Nittve, aporta a los británicos una prueba más de la supeditación del arte español a la política. 'El nombramiento de Todolí pone en evidencia a España. Con la práctica de cesar a directores de museos cada vez que hay un cambio de Gobierno, España está perdiendo a su mejor gente', criticó Searle.

De camino a su población natal valenciana, Palmera, Todolí destacó ayer por la tarde, precisamente, que en el 'largo proceso' de su elección no ha habido ninguna 'intervención política, a diferencia de lo que sucede en España', informa Ferran Bono. También recordó las palabras de Serota relativas a que el IVAM y el Museo Serralves son dos museos modélicos del sur de Europa.

El perfil internacional de Todolí inclinó sin duda la balanza en favor de su nombramiento. Ha organizado exposiones de John Baldessari, Richard Tuttle y Juan Muñoz hasta Claes Oldenburg, entre muchas otras, y tiene previstas muestras de Richard Hamilton y Francis Bacon. Además, cuenta con antecedentes académicos. Todo ello convenció al patronato de que la visión del profesional valenciano es la más apropiada para la Tate en esta fase de incertidumbre.

'No está atado a ninguna generación de artistas. Ha montado importantes exposiciones de arte actual sin descuidar las muestras históricas de artistas algo marginados u olvidados. Tiene un buen criterio a la hora de ampliar colecciones con nuevas adquisiones y goza del respeto de los artistas', defendió el crítico de The Guardian.

Todolí aseguró que aún es pronto para hablar de futuras directrices porque, a su juicio, las fórmulas no se pueden repetir de un museo a otro. 'Hay que conocer en profundidad el espacio, sus condiciones únicas y a la gente', comentó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de mayo de 2002