Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El líder xenófobo Anglada asegura que coincide con Le Pen, Haider y Fortuyn

"Yo comparto muchas de las ideas de un cabeza rapada, pero no me interesa decirlo"

Cazador cazado. Un vídeo grabado con cámara oculta emitido posteriomente por Canal 9 en un programa en el que estaba presente en directo Josep Anglada ha desenmascarado a este líder de la xenófoba Plataforma per Catalunya. Anglada, que en público presume de ser demócrata y estar alejado de la ultraderecha, reconoció en el vídeo: 'Coincido con Le Pen, Haider y Fortuyn... aunque en los medios de comunicación tengo que ser el primer demócrata'.

'Yo les digo a los empresarios: 'En cuanto vengan las elecciones, 100.000 'pelas', ¡eh!'

'Primero vamos a darnos a conocer en nuestras ciudades, que es lo que hizo Le Pen'

Con estas declaraciones, Anglada, que se ha erigido como líder de los vecinos contrarios a la mezquita en Premià de Mar, admite que miente cuando habla en público y lanza propuestas que él mismo califica de 'populistas' para ganar votos. El líder xenófobo, que quiere presentarse a las elecciones municipales en una decena de poblaciones catalanas, responde así cuando el periodista camuflado de político valenciano de ultraderecha le pregunta si hay que disfrazarse de demócrata para ganar votos. 'Ahí me has entendido', dice.

En una entrevista concedida a EL PAÍS el pasado viernes, Anglada afirmaba: 'Siempre he sido un demócrata y pido a los políticos que me dejen demostrarlo presentándome a unas elecciones'. Anglada, sin embargo, presume en el vídeo de sus simpatías franquistas y ultraderechistas al lado de Blas Piñar, líder de Fuerza Nueva, aunque nunca lo reconocerá en público. 'No nos interesa relacionarnos con todo aquello que sea el franquismo, la bandera española, el águila, que yo lo llevo en el corazón, pero políticamente no nos interesa, no vende'. Tampoco le interesa decir que 'si tuviera poder implantaría la pena de muerte en una hora', aunque en público dice que 'no se tiene que matar a nadie' por su condición de 'cristiano'.

Anglada es muy consciente de lo que debe decir y callar en sus intervenciones púbicas. 'Hay cosas que no venden', precisa. En cambio, sí venden 'las cosas populistas y que gustan a la gente'. 'Una vez que estemos arriba, en el poder, ya cambiaremos', advierte en el vídeo.

Sin embargo, en el vídeo grabado recientemente en Vic, la ciudad en la que reside y de la que quiere ser alcalde, no duda ni un momento en afirmar: 'Mataría ahora mismo a Fidel Castro', y también que comparte las tesis de los cabezas rapadas.

Pero las revelaciones no acaban ahí. Anglada, que siempre ha negado tener vínculo alguno con los grupos de extrema derecha, es filmado mientras recibe una llamada de un dirigente de Democracia Nacional, un grupo de nueva creación que actúa en Valencia y con el que previamente, en el programa de televisión, había negado haber hablado siquiera.

'Yo comparto muchas de las ideas de un cabeza rapada, pero no me interesa [decirlo] en estos momentos porque tengo una línea a seguir, tenemos que dar una imagen, ¡a ver!', afirma al ser preguntado por sus relaciones con los violentos. Pero lo que sí tiene claro es que debe continuar saliendo en los medios de comunicación: 'Sin ningún medio económico, [los medios] me han hecho una campaña bestial que no sabes los millones de pesetas que vale'.

Y también prosigue el discurso mesiánico de los líderes ultraderechistas de la historia de Europa. 'La providencia está conmigo', afirma antes de decir que lo importante en la política actual es 'salir en el momento oportuno'. Aunque de momento no ha tenido nunca ningún éxito electoral, en el vídeo asegura: 'Yo tengo un don, no se cómo lo diría..., arrastro a la gente'.

Y pese a este discurso, Anglada afirma no tener miedo a nada. 'No porque digan que han matado a Pim Fortuyn me voy a acojonar, no. Si me matan a mí, pues es igual: detrás saldrá otro. Eso lo tengo muy claro, a mí no me acojona nadie'.

Y prevé tener mucho éxito en las próximas elecciones municipales, sobre todo en Vic, donde los inmigrantes son el 10% de la población. 'Te digo una cosa: en las próximas elecciones municipales, el que va a salir en todas las televisiones por toda España será Anglada, no te quepa la menor duda, porque aquí [en Vic] voy a sacar más del 20% de los votos. Claro, yo soy el padre de la criatura, si yo fracaso, fracasa todo, todo. Si yo triunfo, triunfa todo, por lo tanto es un ejemplo a seguir'.

Y ya piensa en otras contiendas electorales, aunque no quiere correr. 'Vamos a darnos a conocer primero a través de nuestras ciudades y pueblos, que es lo que hizo Le Pen en Francia. En las autonómicas de Cataluña de 2003 no me puedo presentar, fracasaría (...), aunque hay otra jugada al año siguiente en el Parlamento Europeo, eso ya es otra historia, que será en el 2004'.

¿Y cómo se financia su partido? 'Oye, les digo a los empresarios: 'En cuanto vengan las elecciones, 100.000 pelas, ¡eh!'. Y con unos cuantos de 100.000 pelas te pagas la campaña!'. También afirma que hasta el momento ha recibido la ayuda económica del hotel NH Ciutat de Vic, que, según él, le ha pagado los actos con sus militantes. La directora del hotel lo negó ayer de forma tajante y anunció 'las acciones que sean necesarias' contra Anglada para que rectifique.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 26 de mayo de 2002