Columna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las columnas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

El relevo

La sala María Zambrano del Círculo de Bellas Artes estaba a rebosar para la presentación del libro del periodista Gonzalo López Alba titulado El relevo. Había dos números fuertes como presentadores: Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero. Uno de los asistentes al acto me preguntó bromeando: '¿Relevo viene de relevar o de revelar?'.

El libro de López Alba revela muchas cosas, trata de explicar qué ocurrió en el PSOE entre la derrota socialista del 96 y la designación de Rodríguez Zapatero como secretario general en el 2000. Es una muestra del mejor periodismo de investigación, no dictado en ningún caso por el revanchismo de algún perdedor. En su intervención, López Alba rompió una lanza en favor de los informadores que obtienen las noticias, menos apreciados y peor pagados que los columnistas y contertulios que las comentan.

'Quizá haga falta un nuevo Suresnes', se asegura que dijo Felipe González cuatro meses después de haber perdido las elecciones. El libro arranca de esta referencia a la ciudad francesa donde González salió elegido en los días de la transición. Zapatero, cuando le tocó intervenir, dijo que no es un segundo Suresnes lo que hace falta, sencillamente porque todos los dirigentes del PSOE de hoy han nacido en democracia, y para ellos la dictadura es historia.

González habló de la banalización de las ideas en nuestro mundo, que hace que 'todo debate democrático parezca un guirigay', y explicó a través de ese fenómeno cosas tan del día como las elecciones francesas. El bonapartismo, dijo, existe tanto en la derecha como en la izquierda, y sustituye a las ideas. 'La Quinta República está liquidada, y cuanto antes la sustituyan, mejor'.

Hablando de la globalización y de las inquietudes que suscita, Felipe González dijo que los políticos no se están preparando para el cambio de civilización al que asistimos. Zapatero afirmó que la política es lo que menos ha cambiado en los últimos años y que se necesita para Europa una nueva política, al objeto de que tengan poder aquellos que sólo tienen su voto.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción