Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Martín Villa deja la presidencia de Endesa con una fuerte defensa de la energía nuclear

Seguirá de presidente de Endesa Italia, consejero de Endesa Chile y presidente de la Fundación

El presidente de Endesa, Rodolfo Martín Villa, que presidirá hoy su última junta de accionistas de Endesa -será sustituido en la presidencia por Manuel Pizarro, vicepresidente de la compañía- se despidió ayer del cargo, desempeñado, dijo, 'durante cinco años, tres meses y tres días', con una encendida defensa de la energía nuclear. Martín Villa vaticinó que 'habrá nuevas centrales en España' y defendió los postulados de la comisaria europea de la Energía, Loyola de Palacio. El consejero delegado de Endesa, Rafael Miranda, aseguró por su parte que la eléctrica 'no tomará más riesgos en Argentina'.

Martín Villa, de 67 años, cede la presidencia a Manuel Pizarro (actual presidente de la Confederación de Cajas de Ahorro y vicepresidente de la empresa), el sucesor que ya anunció cuando se planteó la fracasada fusión con Iberdrola, aunque entonces el relevo estaba previsto para el año 2003. No obstante, Martín Villa se mantendrá como presidente de Endesa Italia (la antigua Elettrogen), consejero de Endesa Chile (antigua Enersis) y presidente de la Fundación Endesa.

En su última comparecencia ante los medios de comunicación como presidente de la primera eléctrica española, Martín Villa hizo una encendida defensa de la energía nuclear. 'La batalla de la racionalidad en el tema nuclear se está ganando', aseguró, 'y ganando la batalla de la racionalidad habrá nuevas centrales [en España]'. 'Loyola de Palacio [la comisaria europea de la Energía que ha abierto el debate a favor de las nucleares desde Bruse-las]', añadió Martín Villa, 'está exponiendo las cosas con claridad en un debate que ha cambiado mucho y en el que ahora se puede defender la energía nuclear sin ser un facha derechón'.

Martín Villa se declaró 'satisfecho' del trabajo realizado en Endesa, compañía que pasó a ser totalmente privada bajo su dirección y sólo utilizó un término negativo -'decepción'- al referirse a la fracasada fusión con Iberdrola.

Argentina

En la conferencia de prensa de ayer, en la que la dirección de la empresa dio cuenta de un aumento de los beneficios del 5,1%, hasta los 1.479 millones de euros, el consejero delegado de la compañía, Rafael Miranda, aseguró que los riesgos en Argentina están controlados (Endesa ha provisionado en el primer trimestre del año 210 millones de euros para hacer frente a posibles riesgos) y añadió, categórico, que la eléctrica 'no tomará más riesgos en Argentina'. Endesa controla en Argentina las empresas Edesur, Costanera y El Chocón.

Sobre el sector de las telecomunicaciones, en el que Endesa está presente a través de Auna (30%), Miranda detalló que las inversiones realizadas se elevan a 1.370 millones de euros, una cantidad, añadió, que 'garantizan una plusvalía importante', ya que, en su opinión, el valor potencial de las participaciones en el sector se sitúa en una cantidad de entre 3.400 y 3.500 millones de euros. Ni Miranda ni Martín Villa olvidaron que el sector eléctrico está negociando con el Gobierno un nuevo marco tarifario, al margen de otras cuestiones. Y en este sentido, ambos reclamaron un marco tarifario que dé 'certidumbres' al sector, recordando, de paso que las tarifas están al mismo nivel de 1990 mientras la inflación ha aumentado un 48%.

En esa línea, reclamando aumentos de tarifas sin mencionar explícitamente tal petición, Miranda aseguró que 'va a ser muy difícil jugar a márgenes [descuen-tos] con nuestros clientes' con vistas a la liberalización prevista el 1 de enero de 2003, 'porque las tarifas actuales no cubren los costes'.

Endesa recibió el año pasado, según la memoria de la compañía, 137 millones de euros por costes de transición a la competencia (CTC), un 90% menos que en el año 2000.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de mayo de 2002