Columna
i

Valls homenajea a Lluís Companys

Partidos, instituciones y ciudadanos rindieron ayer homenaje a la memoria Lluís Companys, presidente que fue de la Generalitat, con la inauguración en Valls (Alt Camp) de una escultura donde se recoge su ideario en un compendio de sus frases. La iniciativa, que arrancó en octubre de 2000 de la mano de los partidos políticos, se convirtió en una comisión abierta a la ciudadanía con el objetivo de recabar el apoyo económico con una suscripción popular que sigue abierta.

El proyecto del escultor sabadellense Joan Vila-Puig Morera fue el ganador de un concurso al que concurrieron unas veinte opciones. Consiste en una escultura aérea cimentada sobre pilares y compuesta por superficies planas verticales que actúan a modo de pantalla donde se levantan en relieve algunas frases de Companys que, por efecto de la luz solar y su desplazamiento a lo largo del día, proyectan su imagen sobre la escultura como un recorrido biográfico.

Más información

'On viu la llibertat, allí és la meva pàtria', 'proclamo l'Estat Català de la República Federal Espanyola' y 'els ideals de pau, d'ordre, tolerància i civilització acabaran per assolir el triomf' son tres de las frases escogidas que corresponden a momentos históricos relevantes en la vida política de Companys.

El homenaje contó con la asistencia del presidente de la Generalitat, Jordi Pujol; el del Parlament, Joan Rigol; el portavoz del PSC en el Parlament, Joaquim Nadal, y el secretario general de ERC, Josep Lluís Carod, además de las autoridades locales. 'Hoy Valls se incorpora al circuito de ciudades que tienen un símbolo dedicado a una persona que murió como un héroe por sus ideales: justicia, paz, democracia y estima por su país y la libertad', dijo el alcalde de la ciudad, el socialista Francesc Moreno.

Pujol destacó varios hitos en la biografía política de su antecesor, ejecutado por el franquismo en 1941, ensalzando su compromiso hasta el final con Cataluña en medio de una situación tan convulsa como la guerra civil. Le definió como un figura llena de humanidad y recordó su compromiso con la justicia social y la 'introducción de la inquietud por el sufrimiento de la gente'. Concretamente, explicó, por la situación de la inmigración de su época, el primer tercio del siglo XX. Después señaló la necesidad de que 'este monumento obligue a actualizar esta problemática'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 05 de mayo de 2002.