Un ex concejal de CiU declara como imputado en el 'caso Turismo'

El ex concejal de Convergència i Unió (CiU) en el Ayuntamiento de Barcelona Modest Batlle Girona declaró ayer como imputado ante un juzgado barcelonés por su presunta relación con el caso Turismo, un asunto de presunta malversación de caudales públicos en beneficio de empresas de dirigentes de Unió Democràtica y de familiares del ex director del Consorcio de Turismo de Cataluña, Joan Cogul.

En su declaración ante el titular del Juzgado de Instrucción número 11 de Barcelona, Batlle reconoció que fue administrador -desde 1992 hasta 1994- de la empresa Gerc Inartur, la cual, según el juez, se benefició de encargos del Consorcio de Turismo en la etapa en la que su director general era Cogul (1992-1995), para quien elaboró estudios 'de dudosa utilidad'. El consorcio era un organismo dependiente del Departamento de Comercio del Gobierno catalán.

Batlle negó conocer a Cogul y admitió que en el año 2000 volvió a ser nombrado miembro del consejo y administrador de esta misma empresa, uno de cuyos socios fue el ex consejero de Turismo Lluís Alegre, también de Unió Democràtica, quien entró en la sociedad hacia 1998 'más o menos'.

Ante el mismo juez declaró también ayer Manuel Sanz Martínez, que fue administrador de Gerc desde finales de 1994 hasta 1997 y que dijo que no intervino 'en la oferta ni contratación de los estudios'. Sanz, que está afiliado al partido socialista, explicó que 'había buenas relaciones con el consorcio', pero ignora si 'era por relación política alguna'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 03 de mayo de 2002.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50