Crítica:LIBROSCrítica
i

Desde mi silla

Asun Balzola es una reputada ilustradora de libros infantiles y juveniles, pero sus inquietudes expresivas no se cierran en un espacio artístico determinado. La comunicación artística necesita la libertad de fronteras, y además de pintar e ilustrar, también escribe. Publicó una narración autobiográfica, Cabeza de chorlito, en la que rememoraba su infancia bilbaína en un paisaje gris y burgués.

Acaba de aparecer la recopilación Desde mis ruedas que alude a un accidente personal, pero que, sobre todo, reivindica una perspectiva propia. Desde la posición física en la que se encuentra Asun Balzola propone una excursión por distintos ámbitos de la creación literaria.

Una de las bases de la postmodernidad parece residir en el carácter plurigenérico de su práctica. De la misma forma que se ponen en duda las jerarquías literarias, la posición postmoderna ama la mezcla de géneros, su indefinición, su disolución. Los géneros no son ya formas de clasificación cultural del producto literario, sino formas que hay que llenar y con las que se juega. Asun Balzola necesita de distintas artes para expresarse, y así utiliza géneros distintos para dar su visión del mundo.

En la obra se han reunido piezas de distinto tamaño e intención. Las narraciones -un poco agrias, un poco crueles- muestran un mundo en que la ironía no está ausente y que presentan situaciones de crueldad, de incomunicación en la vida diaria, de caída de las ilusiones, con finales poco esperados, pero poco preparados. Los ensayos sobre arte permiten atender a una estética de la mirada que luego puede servir a la autora en su actividad plástica.

Ensoñaciones, interludios líricos, prosa poética, anécdotas, con un tono costumbrista que el tono lírico atenúa, narraciones en torno al mundo de la infancia, recogido desde la incomprensión del mundo adulto. Una vida a veces solitaria que se expresa en estas páginas con una forma directa.

La heterogeneidad de los materiales recogidos apunta a una identificación biográfica que no está ausente: existen muchas referencias a la invalidez en las protagonistas sobre todo en las narraciones, también en la escritura de los recuerdos, pero que se suaviza, y ésta es otra estrategia que pone en marcha la postmodernidad, mediante las continuas alusiones a la ficción. Lo que se cuenta le pasa y no le pasa a la escritora.

En ese doble juego entre mezcla de géneros y la doble mirada a la biografía y a su ocultamiento, se realiza el libro de Asun Balzola.

Asun Balzola: Desde mis ruedas. Alberdania. Irún, 2002, 117 páginas, 13.50 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 30 de abril de 2002.