UGT y CC OO inician el Primero de Mayo el calendario de protestas contra la reforma del PP

Los sindicatos piden que se retire el documento del desempleo o habrá huelga general

El Primero de Mayo, fiesta internacional del Trabajo, será el pistoletazo de salida de la campaña de movilizaciones que preparan UGT y CC OO contra la reforma del desempleo elaborada por el Gobierno del PP. Los sindicatos mayoritarios piden la retirada de un proyecto de ley 'que ha colmado el vaso' y la paciencia de los agentes sociales; en caso contrario habrá huelga general. El avance de la extrema derecha, la crisis argentina, el referéndum del Sáhara o el conflicto árabe-israelí compartirán protagonismo con el lema Plena ocupació, plens drets. Protecció social a la desocupació.

La reforma del desempleo convertida ya por el Gobierno del PP en proyecto de ley acaparará la atención de este Primero de Mayo. Una reforma que las centrales mayoritarias UGT y CC OO califican de 'grave atentado' contra los derechos de los trabajadores y que si no se retira, provocará la convocatoria de una huelga general en junio.

Los secretarios de Organización de CC OO y UGT, Miguel Segarra y Carlos Vila, respectivamente, repasaron ayer en Valencia la agenda de la jornada y explicaron los lemas elegidos este año. 'Es una convocatoria marcada por la reforma del Gobierno. Se trata de una agresión permanente del Ejecutivo a los trabajadores, que empezó con la anterior reforma laboral, que sólo ha comportado más precariedad', declaró Vila. 'Es la gota que colma el vaso', añadió el dirigente ugetista, que incluyó en la lista de agravios la ley de Extranjería, la falta de diálogo y las imposiciones desde que el PP disfruta de la mayoría absoluta.

Segarra añadió a esa lista lo que consideró retrocesos sociales importantes como la Ley de Ordenación Universitaria, la negativa del Gobierno a revisar los salarios de los funcionarios o la ley de ordenación sanitaria elaborada por la Generalitat. 'La reforma del desempleo crea trabajadores de primera y segunda clase. Los sindicatos tenemos alternativas y no vamos a negociar recortes', subrayó Segarra, quien animó al Gobierno a mejorar su política de ocupación -8,4 puntos por debajo de la media europea-, creando 2.200.000 nuevos empleos netos, en lugar de recortar los derechos laborales.

Vila y Segarra recordaron que el miércoles habrá manifestación en las tres capitales de provincia de la Comunidad, que partirán de los lugares de costumbre a partir de las once y media de la mañana y que acabarán en diferentes actos festivos. En el plano internacional, los sindicatos expresarán su rechazo al avance de la extrema derecha -los sindicatos del Liceo Francés en Valencia se manifestarán en el Primero de Mayo contra Jean-Marie Le Pen-, a 'la agresión desmesurada del Ejército israelí' contra los palestinos y a la nueva situación del Sáhara y a la crisis argentina.Un centenar de miembros de la plataforma de familiares por la democratización de la Guardia Civil se sumarán a la manifestación.

Joan Sifre, secretario general de CC OO en el País Valenciano, resaltó ayer en Elche, donde también hay prevista una manifestación a las diez de la mañana, la unidad de los sindicatos en las manifestaciones del próximo Primero de Mayo, informa Pablo Albaladejo. Sifre restó importancia a las diferencias entre CC OO y UGT y afirmó que la protesta servirá para 'unir aún más a los dos sindicatos'.

El secretario general de UGT, Rafael Recuenco, que ayer se entrevistó con el dirigente de los socialistas valencianos, Joan Ignasi Pla, afirmó que 'no se puede permitir la propuesta del Gobierno, porque olvida el diálogo social. Por eso, o el PP retira el documento o habrá huelga general'.

Pla invitó, por su lado, al PP a 'reconsiderar su postura [en la reforma del desempleo] porque es una decisión unilateral que no tiene en cuenta ni los intereses de los trabajadores ni las nefastas consecuencias que pueda tener para el futuro de este país'.

Una fiesta cara

Las celebraciones festivas posteriores a las tradicionales manifestaciones del Primero de Mayo saldrán caras a los sindicatos. La Generalitat ha solicitado a UGT y CC OO un seguro de responsabilidad civil y el depósito de una fianza para poder celebrar sus respectivas fiestas en el Paseo de la Alameda y en los jardines de Viveros, en el caso de Valencia. Con apenas dos semanas de antelación, las organizaciones convocantes se han enterado de que debían suscribir un seguro por valor de 150 millones de pesetas para ese día y formalizar un aval ante el Ayuntamiento de Valencia por un mínimo de 10 millones de pesetas, una cifra que crece geométricamente en función de los asistentes previstos. Lo cierto es que la Generalitat y los ayuntamientos aplicarán a los sindicatos este Primero de Mayo el real decreto aprobado el 8 de enero en el que se regula la concesión de licencias "para la celebración de espectáculos o actividades recreativas en instalaciones eventuales, portátiles o desmontables". "Nos lo han puesto muy difícil", dijo ayer Miguel Segarra. "No sabe uno, a la vista de estas condiciones, si lo que les preocupa es la seguridad o el efecto recaudatorio", agregó Carlos Vila.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 29 de abril de 2002.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50