Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las peticiones del juez que se rechazan en el paraíso fiscal

La petición de ayuda judicial remitida por el juez Baltasar Garzón a William J. Bailhache, fiscal general en la isla de Jersey, en el marco de la investigación sobre un presunto macrofraude fiscal cometido por clientes españoles del BBV Privanza en ese paraíso fiscal, incluye las siguientes peticiones:

- Registro de la sede bancaria, abierta desde 1979, para requisar la relación de clientes domiciliados en España que hayan adquirido productos fiduciarios offshore entre 1996 y 2000 en cantidades superiores a 187.816 euros (31.250.000 pesetas) si son personas físicas y 257.683 euros (42.875.000 pesetas) para las personas jurídicas. Unos productos que, según la fiscalía, no han tributado a la Hacienda pública española. Se pedía que estuvieran presentes en el registro tres policías judiciales: Ángel S. y Manuel S., comandante y capitán de la Guardia Civil; y José Luis de S., inspector del Cuerpo Nacional de Policía.

- Estados contables de Canal Trust Company Ltd correspondientes a los ejercicios comprendidos entre 1996 y 2.000.

- Relación de clientes del Grupo BBVA domiciliados en España titulares de las cuentas abiertas en el BBV Privanza Bank en Jersey y extractos de las mismas correspondientes al periodo 1996-2000, siempre que la suma de los abonos producidos en un ejercicio de ese periodo sean iguales a las cantidades antes mencionadas.

- Identidad de los clientes que hayan suscrito en el periodo 2000 el producto Privanza Onmi siempre que las cuantías sean las referidas antes.

- Que se tome declaración en calidad de testigos a Miguel Rufián, Martin John Taylor, Fran López y John Drew, directivos vinculados a la filial del banco en Jersey y a Canal Trust Corporation Ltd, la sociedad que gestionaba las ofertas del Manual de productos fiduciarios descubierto en la sede del BBVA. Taylor es el firmante de varios escritos intervenidos por la fiscalía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de abril de 2002