Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Trambaix cruzará Les Corts por la avenida de Chile y Torre Melina

La ATM abre la vía a la compra de 83 nuevos trenes de metro

Avenida Diagonal, calle de Adolf Florensa, avenida de Chile, camino de Torre Melina y carretera de Collblanc, ya en la ciudad de L'Hospitalet. Este es el trazado definitivo del Trambaix por el barrio de Les Corts, aprobado anteayer por la Autoridad del Transporte Metropolitano (ATM). La entidad aprobó también el inicio de contactos con las constructoras para encargarles 83 nuevos trenes para el metro.

Las obras ya han llegado hasta el punto en el que el tranvía debe abandonar la Diagonal, pero la decisión definitiva seguía aplazada con motivos siempre nuevos, ninguno de los cuales existía en el momento de las alegaciones. Al final, contrarreloj, se decidió que el tranvía no cruce la calle de Gregorio Marañón, con lo que se salvan las aceras del club de Polo y las de la zona universitaria.

La ATM argumenta que el trazado adoptado es el más corto. Además, permite que el tranvía se conecte con tres líneas de metro: la 3, en la parada de Palau Reial; la 5, en la nueva parada de Cardenal Reig, y la futura línea 9, que tiene una estación prevista en la confluencia de la avenida de Chile y la calle de Gregorio Marañón.

El Consejo de Administración de la ATM sirvió para desbloquear el encargo de los trenes de la futura línea 9. La decisión adoptada formalmente es la de iniciar conversaciones con diversas constructoras de material ferroviario con vistas a encargarles 83 nuevos trenes cuyo importe global asciende a 498 millones de euros (82.869 millones de pesetas).

Las empresas contactadas son: Astom, Ansaldobreda, Bombardier, Cafsa y Siemens. Los trenes son: uno para línea 2; dos para la 3; 30 para la renovación de la 5 y los otros 50 para la futura línea 9.

La decisión iba a ser tomada la pasada semana, pero el Departamento de Economía decidió frenarla. El consejero responsable, Francesc Homs, quería garantizar que el encargo no suponía un incremento de la deuda reconocida del Gobierno catalán. Para ello era conveniente que el encargo no lo hiciera ATM, sino directamente Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB). Política Territorial se oponía porque esto equivale a reconocer que la explotación de la línea 9 será para metro. Un asunto que para el Ayuntamiento de Barcelona es incuestionable.

El consejero de Política Territorial, Felip Puig, aseguró el jueves que 'la lógica' sugiere que la explotación de esta línea debe hacerla TMB y que la explotación de la futura línea 12, inicialmente aprobada ayer, debería correr a cargo de Ferrocarrils de la Generalitat (FGC).

Unificar metro y FGC

Hasta ese momento nadie había utilizado la palabra lógica para referirse a la situación de los operadores de ferrocarril suburbano en la región metropolitana de Barcelona, donde se produce una anomalía notable: la existencia de tres operadores independientes (metro, FGC y Cercanías de Renfe), cuyas conexiones no siempre funcionan a la perfección, incluso en materia de seguridad para casos de emergencia. Este fue el caso cuando se produjo un incendio en la estación de Provença de Ferrocarrils de la Generalitat y se tardó varios minutos en avisar a la compañía del metro.

La situación se explica por la historia de las tres compañías. Pero si lo que se trata es de aplicar la lógica, replicó el primer teniente de alcalde de Barcelona y vicepresidente de la ATM, Xavier Casas, quizá habría que empezar a hablar de la fusión de los operadores, al menos los que dependen de las autoridades catalanas.

Casas aseguró que esta fusión se producirá en cuanto haya una nueva autoridad unificada en la región metropolitana de Barcelona. Esta autoridad, sustituta de la Corporación Metropolitana, disuelta por CiU cuando tenía mayoría parlamentaria, es una de las propuestas de la izquierda para las próximas elecciones autonómicas.

La izquierda reclama también el traspaso de Cercanías al Gobierno catalán, como prevé el Estatut. CiU ha dejado de pedirlo desde que depende de los votos del PP.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de abril de 2002