La coordinadora de extranjeros reclama una mayor presencia en el Foro de Inmigrantes

El organismo encabezado por Antonio Lis sólo les reserva dos de las 24 plazas

De los 24 miembros que compondrán el Foro de la Inmigración, sólo dos serán trabajadores extranjeros. La Coordinadora de Asociaciones de Inmigrantes criticó ayer este hecho así como la nula participación ofrecida por el comisionado Antonio Lis en la creación de esta entidad destinada a servir de instrumento asesor al Consell, y reclamó contar con una presencia más elevada. Además, pidió a la Delegación del Gobierno un esfuerzo para resolver las más de 11.000 solicitudes de regularización de extranjeros que se encuentran pendientes de ser tramitadas.

Marcia Quizhpe, portavoz de la Coordinadora de Asociaciones de Inmigrantes de la comunidad señaló ayer que el jueves de la semana pasada se reunió con el comisionado del Consell para la inmigración, Antonio Lis, tras haber solicitado el encuentro y que ese mismo día, Lis le entregó el decreto, ya cerrado, sobre la creación del Foro de la Inmigración. De los 24 miembros con voto, 13 plazas están ocupadas por la Administración o personas designadas por Bienestar Social; tres por representantes sindicales, dos están reservadas a responsables empresariales y otras dos a organizaciones agrarias. A ellos se suman dos representantes de ONG y otros dos de las asociaciones de inmigrantes.

Quizhpe criticó que no se haya contado con la participación de los inmigrantes en las reuniones previas de confección del foro, y se mostró confiada en aumentar la presencia de extranjeros residentes en la Comunidad en, al menos, una persona. Además, apuntó la posibilidad de crear un foro alternativo en el que se pudiera dar cabida al mayor número de sensibilidades posibles para que, a través de los miembros presentes en el foro, se transmitan estas opiniones y recomendaciones al Consell.

El presidente de la asociación de inmigrantes ecuatorianos y latinoamericanos Rumiñahui, Hernan Constante, criticó en el aniversario del acuerdo alcanzado entre los inmigrantes y la Delegación del Gobierno para pactar la regularización de los extranjeros llegados antes de enero del año pasado, el que haya 'más de 11.000 personas que quedan por regularizar'. También censuró la 'preocupación por la inoperancia de la Delegación del Gobierno, que ha supuesto la denegación de documentación a miles de inmigrantes y la posibilidad de trabajar'.

En una nota, la Mesa d'Entitas de Solidaritat amb els Inmigrants criticó también el retraso de la Administración en la regulación de los trabajadores extranjeros y, entre otros aspectos, el 'desconcierto generalizado' que han provocado en este proceso los 'continuos cambios de opinión de la delegación'. Por ello, expuso su valoración negativa del proceso y mostró la esperanza que el nuevo delegado, Francisco Camps, pueda agilizar las resoluciones pendientes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 25 de abril de 2002.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50