Casi el 27% de los habitantes de Ciutat Vella son ya inmigrantes

El Eixample y Sants-Montjuïc ocupan el segundo y tercer lugar por cifra de extranjeros

El 7,6% del total de habitantes de Barcelona era ya, el pasado mes de enero, de origen extranjero. Pero la concentración de población inmigrante es mucho mayor en algunas zonas de la ciudad. Según los datos del padrón municipal de Barcelona colgados en Internet, en Ciutat Vella viven 22.517 extranjeros, de lo que se desprende que el 26,7% de los habitantes de este distrito son inmigrantes. El pasado mes de noviembre, el porcentaje era del 20%.

El colectivo más numeroso de origen extranjero que vive en Ciutat Vella es el marroquí, que agrupa a 3.645 ciudadanos. Le siguen, de cerca, los paquistaníes, con 3.522 personas, y, a mayor distancia, los filipinos, con 2.570. El mapa de la inmigración de este distrito se completa con la colonia ecuatoriana, formada por 1.959 personas; la dominicana, constituida por 1.334 ciudadanos y, finalmente, la colombiana, que suma 962.

Pero Ciutat Vella no es la única zona de Barcelona donde ha aumentando la inmigración. El Eixample acoge también a un creciente número de población extranjera: la cifra asciende a 19.780 personas, aunque el porcentaje sobre el total es menor: del 8%.

A Ciutat Vella y al Eixample les sigue, en términos absolutos, el distrito de Sants-Montjuïc, donde viven 13.572 extranjeros, el 8,2% de la población total. La proporción es del 6,3% en Gràcia, el 5,5% en Sant Martí, el 4,8% en Horta-Guinardó y el 5,8% en Sarriá-Sant Gervasi. Sin embargo, en este último distrito, entre los 7.709 extranjeros predominan los procedentes de los países comunitarios.

En su conjunto, la población extranjera de Barcelona ha subido el 287% en los últimos seis años. En 1996, no representaba ni el 2% del total. La cifra se ha disparado sobre todo entre enero de 2001 y enero de 2002: en este periodo, la cifra de inmigrantes de la ciudad subió el 53,8%.

Por nacionalidades, el colectivo que más creció en este periodo es el ecuatoriano, que el año pasado ya desbancó al marroquí como la colonia extranjera más numerosa de Barcelona.

En total, en la capital catalana vivía en enero de 2002 un total de 17.975 ecuatorianos, el 119% más que en el mismo mes del año anterior, y 9.751 marroquíes, el 36% más que en 2001.

La mitad de los 113.809 inmigrantes residentes en Barcelona son de origen latinoamericano. En segundo lugar se sitúan los ciudadanos comunitarios (16,9%). El norte de África es el tercer lugar de procedencia (9,7%).

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 13 de abril de 2002.

Lo más visto en...

Top 50