Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Esfuerzos en Málaga y Huelva para buscar plaza a los extranjeros

La entrada en escena de la Costa del Sol provoca situaciones imprevistas para la Delegación de Educación de Málaga en el proceso de escolarización. Es lo que ocurre con los extranjeros que llegan y se instalan en la provincia con el curso ya comenzado. Su destino principal es Fuengirola, Mijas, Torremolinos y Marbella. En este curso han sido cursadas unas 1.000 solicitudes de matrícula con las clases ya iniciadas. Educación ha solventado sobre la marcha la escolarización de estos alumnos.

Al margen de este caso excepcional, la zona más problemática en Málaga durante el proceso de escolarización es El Palo-Limonar, con cuatro centros públicos y ocho concertados. El colegio El Limonar es el único laico de la zona, por lo que sufre una fuerte demanda.

Entre las otras tres zonas conflictivas de la capital está La Victoria, ubicada en el centro histórico y donde el colegio Maristas -concertado- presenta las mayores dificultades. En Nueva Málaga-Gamarra, el colegio concertado Gamarra es el que sufre más demanda, mientras que en la zona de Puerto de la Torre el colegio Los Olivos -también concertado- es el más problemático.

Los cuatro cuadrantes antes descritos acogen a unos 208.762 vecinos, mientras que la población en edad escolar es de 26.789 personas, según los datos de Educación. En primaria se registraron 1.419 solicitudes de nuevo ingreso en el curso 2001-2002, de las que 126 fueron rechazadas en principio y desplazadas a otros colegios de la misma parcela. La única zona en la que se incrementó la ratio para dar respuesta a la demanda fue en El Palo-Limonar.

Un 24% más en Huelva

La Delegación de Educación en Huelva estima que unos 5.000 alumnos se incorporen el próximo curso en los niveles de infantil y primaria. 'La demanda no crece demasiado de un año para otro, pero este curso hemos tenido un notable incremento en el número de alumnado inmigrante, que ha aumentado en unos 3.000 escolares. Esto supone una subida del 24%, pero por las condiciones de trabajo de sus padres no sabemos si se quedarán o no en la provincia', explicó el delegado de Educación, Fernando Espinosa.

Espinosa asegura que en el curso 2001-02 en Huelva capital la oferta de plazas bastó para atender la demanda de nuevo ingreso. 'El año pasado sólo tuvimos que modificar la ratio en una de las zonas escolares ubicadas en el centro de la ciudad, que es la que más problemas presenta históricamente, y se aumentó una plaza por unidad ya existente', afirmó Espinosa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de abril de 2002