_
_
_
_

Un cura ucranio oficia la misa por la mujer estrangulada

La capilla del cementerio de Cartaya (Huelva) acogió ayer una misa funeral en memoria de la ucraniana de 39 años que murió estrangulada por su compañero sentimental, en una ceremonia católica dirigida por un sacerdote de la misma nacionalidad que la fallecida, el padre Constantino.

La muerte de la súbdita ucraniana Verónica Shevsuc se produjo el pasado jueves y el presunto autor Francisco Valiente, de 43 años, vecino de Cartaya, se personó en el cuartel de la Guardia Civil y confesó que la pareja hábía estado bebiendo y realizando juegos amorosos que derivaron en la muerte de la mujer.

A la misa asistió buena parte de la comunidad ucraniana que habita en la localidad y que trabaja en la recogida de la fresa, además de un representante de la embajada de Ucrania en España, Mykola Sernetskyy.

El alcalde de Cartaya, Juan Antonio Millán, explicó que se encuentran 'muy avanzados' los trámites para la repatriación del cuerpo hasta la ciudad de Lvov, de donde era natural la víctima, que se llevará cabo el próximo miércoles con la colaboración de los propios inmigrantes que viven en el municipio, que han abierto una colecta en coordinación con el Ayuntamiento.

Verónica estaba separada y tenía un hijo de cinco años que no había viajado con ella desde Ucrania.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_