Los socialistas malagueños tratan de consensuar su candidato a alcalde

Una vez que se han disipado las dudas sobre la posibilidad de que la consejera de Economía y Hacienda, Magdalena Álvarez, pudiera ser la candidata a la alcaldía de Málaga en las elecciones del próximo año, la secretaria general del partido en la provincia, Marisa Bustinduy ha iniciado una serie de reuniones con los secretarios de las 12 agrupaciones locales para tratar de conseguir un consenso sobre el cartel electoral y evitar las elecciones primarias.

Bustinnduy, que ha mantenido una reunión con todos ellos y en los próximos días los volverá a ver uno por uno para 'poner nombres encima de la mesa', insiste en que la ejecutiva debe mantenerse neutral y no dar su apoyo a ninguno de los aspirantes, pero ayer vio como su número dos, José Aurelio Román, se desmarcó claramente de esta línea y dijo que el consenso puede alcanzarse en torno al actual portavoz municipal, Francisco Oliva. En declaraciones a Europa Press destacó la labor en la oposición de Oliva, el único militante que hasta el momento ha anunciado que se presentará a las primarias.

Oliva también recibió ayer el respaldo del ex secretario provincial y diputado José Asenjo, quien dijo que es el 'candidato natural' y quien más méritos reúne. Curiosamente, en las primarias de hace cuatro años Asenjo, que era entonces vicesecretario general del partido en Andalucía dio su firma al rival de Oliva, Eduardo Martín Toval, aunque éste entonces era el portavoz municipal y el argumento era el mismo.

La gerente del Patronato de Turismo de la Costa del Sol y coordinadora del foro Málaga Espacio 2003, Ana Gómez, dijo ayer que medita si concurrir o no a las primarias tras conocer la negativa de Álvarez. Tres secretarios de agrupación consultados ayer dijeron que Oliva debe ser el candidato de consenso.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS