Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una profesora lleva a la UPV a los tribunales por exigir el euskera para una cátedra

Una profesora de la Universidad Complutense de Madrid presentó el mes pasado una denuncia contra la Universidad del País Vasco (UPV) porque ésta requiere saber euskera para ocupar una cátedra de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales. La demanda sostiene que este requisito pretende 'la exclusión del profesorado no vascohablante'. La plaza a cuya oposición, convocada en mayo del año pasado, se han presentado la demandante, otra profesora de la Complutense y un docente de la UPV era originalmente en castellano pero 'un mes antes de la convocatoria oficial' fue declarada bilingüe por la Junta de Gobierno de la universidad pública vasca, según argumenta la demandante en la denuncia judicial.

La denuncia presentada por una de las docentes de la Complutense ante el juzgado de lo Contencioso Administrativo número 4 de Bilbao reclama al tribunal que anule la parte del concurso de oposición que exige conocer el euskera y el castellano 'como requisito para concurrir al mismo', según la demanda.

La denuncia considera 'arbitraria' e inconstitucional que el perfil lingüístico de la cátedra fuera modificada de 'no bilingüe' a 'bilingüe' un mes antes de la convocatoria oficial de la oposición. Añade la demanda que 'es el primer caso en que una plaza de esta naturaleza viene con la exigencia del bilingüismo' y subraya que la Junta de Gobierno que decidió modificar el perfil de la plaza, el 27 de abril pasado, no motivó el cambio.

Queja desestimada

Antes de acudir a los tribunales la demandante impugnó la exigencia del euskera ante la propia UPV. Si reclamación fue desestimada por la universidad vasca el 23 de julio de 2001. El argumento esgrimido fue que la Universidad, amparada en la autonomía que le consagra la Constitución, debe determinar 'las plazas para las que sea preceptivo el conocimiento de ambas lenguas' oficiales en Euskadi.

La UPV basa su rechazo a la queja en una sentencia dictada por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco en mayo de 2001. Aquel fallo reconocía la 'autonomía de las Universidades [...] en la selección, formación y promoción del personal docente e investigador [...] así como la determinación de las condiciones en que ha de desarrollar sus actividades'.

Añade además el Rectorado en la resolución en la que desestima la reclamación de la profesora que, según señaló el Tribunal Superior vasco, 'La Ley de Normalización del uso del Euskera reconoce a todo discente el derecho a recibir la enseñanza tanto en euskera como en castellano en cualquier nivel educativo'. Concluye el Tribunal Superior de Justicia de Euskadi que la universidad debe establecer las medidas pertinentes 'en ejercicio de su autonomía constitucionalmente consagrada [...] para determinar las plazas para las que sea preceptivo el conocimiento de ambas lenguas'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de marzo de 2002