Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona recupera 17 interiores de manzana como jardines de uso público

Antes del verano se abrirán otras cuatro zonas verdes en el Eixample

Antes de acabar el año, los barceloneses recuperarán nuevos espacios públicos en el Eixample donde la preferencia será para los peatones. Con los 6.325 metros cuadrados ganados durante 2001, son ya 17 los interiores de manzana de uso público, que ponen a disposición de los ciudadanos 42.665 metros cuadrados en el distrito central de la ciudad, donde escasean las zonas verdes, contrariamente a lo que diseñó Ildefons Cerdà, autor de la cuadrícula del Eixample, que pretendía que cada interior de manzana fuera un jardín.

Otras actuaciones en las que está trabajando la empresa mixta Proeixample hacen prever que antes del verano se abrirán cuatro nuevos interiores de manzana, además de completar la última fase de la renovación de la calle de Enric Granados. La obras en esta calle comenzarán en abril entre la plaza del Doctor Letamendi y la calle de la Diputació, y su objetivo es dar prioridad a los peatones. Desde la plaza de Letamendi a Consell de Cent se eliminarán las barreras arquitectónicas para que la calzada central y las aceras queden al mismo nivel, y se habilitará un carril-bici de doble sentido. El espacio comprendido entre Consell de Cent y Diputació será exclusivamente peatonal. En noviembre está previsto que concluyan los trabajos de cambio de alumbrado, de mobiliario urbano y de plantación de nuevos árboles (tilos, yucas, washingtonias, palmeras de la especie Phoenix canariensis) y de zonas ajardinadas.

Jordi Portabella, tercer teniente de alcalde por ERC, presentó ayer el informe de 2001 de la sociedad Proeixample, que tiene el 51% de capital público y el 49% de privado. El informe refleja el aumento de la inversión respecto a años precedentes. Pese a que en lo que respecta al conjunto de Barcelona el ejercicio pasado resultó poco dinámico para el mercado de la rehabilitación, para el Eixample fue un buen año. La inversión privada ascendió a 50,82 millones de euros (unos 8.500 millones de pesetas) y fue la renovación de fachadas y balcones la que se llevó la mayor parte, con 22,2 millones de euros. En segundo lugar se situó la rehabilitación de locales, que en 2001 superó la inversión del año anterior y se situó en 16,5 millones de euros, lo que se perfila como una tendencia al alza para años venideros. El importe medio de las rehabilitaciones se ha disparado en los últimos cinco años y ha pasado de 14.486 euros en 1996 a 28.237 en 2001.

La recuperación de los esgrafiados modernistas de 25 fachadas fue posible gracias al Programa Raphael, que la Unión Europea destinó a Barcelona,Génova,Viena y Bruselas, entre otras ciudades. Proeixample se ha comprometido a continuar con este cometido, que ha permitido descubrir mediante técnicas innovadoras auténticas joyas que llevaban ocultas muchos años bajo una gruesa capa de suciedad y que constituyen un patrimonio artístico único.

Durante los cinco años que lleva de vida Proeixample se ha potenciado la recuperación de los interiores de manzana. Antes de acabar el año serán 21 este tipo de espacios de esparcimiento abiertos al público. Entre marzo y junio estarán listos los interiores de las manzanas siguientes: Padilla-València-Castillejos y Aragó (2.100 metros cuadrados), Gran Via-Girona-Diputació y Bailèn (1.149), Provença-Viladomat-Rosselló-Borrell (720) y Aragó-Roger de Llúria-València-Bruc (708).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de marzo de 2002