Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona sigue sin recuperar sus playas por impago del Gobierno

Medio Ambiente demora la entrega del dinero necesario para las obras

Las playas del litoral barcelonés no podrán estar en perfecto estado para las ya inminentes vacaciones de Semana Santa. El Ministerio de Medio Ambiente no ha aportado los cerca de 10 millones de euros (unos 1.700 millones de peseras) necesarios para la recuperación del litoral, cuyas instalaciones quedaron seriamente dañadas tras los temporales de los pasados meses de noviembre y diciembre.

Para el lunes de la próxima semana está prevista una reunión del secretario de Costas, Pascual Fernández, con la teniente de alcalde Imma Mayol y el vicepresidente de la Mancomunidad de Municipios de Barcelona, Dídac Pestaña.

La Mancomunidad de Municipios de Barcelona presentó un informe después de los temporales a la Dirección General de Costas, del Ministerio de Medio Ambiente, sobre los daños sufridos en el litoral de cada uno de los municipios costeros que se extienden desde la localidad de Montgat hasta el Llobregat. De acuerdo con ese cálculo, sólo la regeneración de las playas -la aportación de la arena que arrastraron los temporales- suponía seis millones de euros (unos 1.000 millones de pesetas).

Pero lo más importante es la reparación de los daños en las infraestructuras, como la pavimentación del paseo Marítim desde la playa del Bogatell y la reconstrucción de los espigones que quedaron dañados también por los temporales. Eso suponía una partida de cuatro millones de euros. Algunos de esos trabajos se han realizado, pero no la inmensa mayoría.

Según cifras facilitadas por la mancomunidad, de los 10 millones de euros que se esperaban, sólo ha llegado una partida de 1,68 millones de euros, que se ha destinado a las playas de Barcelona, que, junto con las de Badalona, fueron las que se llevaron la peor parte de los temporales.

Reposición de material

Tanto la mancomunidad como el Ayuntamiento de Barcelona han hecho frente a algunos de los trabajos para que las playas puedan estar en funcionamiento la próxima semana, coincidiendo con las vacaciones de Semana Santa. 'Se ha repuesto material que desapareció, como las duchas, pero los trabajos más costosos son de infraestructura y ésos no estamos en condiciones de adelantarlos', explicaban fuentes de la mancomunidad, donde no se esconde el enfado existente con el ministerio porque ni siquiera atendía a las reiteradas llamadas para saber qué ocurría con las partidas pendientes.

Ahora, con la reunión del lunes, se prevé desencallar la cuestión de los fondos necesarios para financiar las obras. Así lo espera la cuarta teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, Imma Mayol, según precisó ayer a preguntas de este periódico. Mayol señaló que la única partida, de 1,68 millones de euros, que llegó del ministerio se destinó a recuperar el espigón y todas las infraestructuras que resultaron seriamente dañadas en la playa del Bogatell.

Un vistazo a las playas pone de manifiesto el retraso en los trabajos tanto de regeneración de la arena como de arreglo de los paseos que quedaron casi destruidos. Una de las playas más concurridas, la de la Barceloneta, es la que presenta peor estado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de marzo de 2002