LAS FALLAS DEL 2002

Requisados 260 kilos de material en una pirotecnia clandestina

Agentes de la Guardia Civil han precintado una pirotecnia con once casetas y 260 kilos de material dispuesto para su inmediata distribución. La pirotecnica, ubicada en Ràfol de Salem, en la comarca de La Vall d'Albaida, no tenía licencia ni autorización alguna, carecía de todas las medidas de seguridad y, sin embargo, fabricaba cohetes y carcasas de gran potencia, según el acta levantada por el instituto armado, para distribuir a profesionales del sector.

En el momento de la intervención de los agentes, a última hora del viernes, una furgoneta lista para abandonar las instalaciones albergaba en su interior 260 kilos de material pirotécnico de gran potencia dispuesto sin medida de seguridad alguna.

Más información

Según fuentes de la Guardia Civil, el material decomisado pertenece a la tercera categoría en la clasificación de material pirotécnico. Este tipo de material necesita medidas de protección, tanto en la elaboración como en el almacenaje y transporte, que no se daban en las instalaciones clausuradas. Además, el instituto armado tiene constancia de que en la pirotecnia clandestina se fabricaban artefactos clasificados en la cuarta categoría, la de mayor exigencia en cuanto a medidas de seguridad.

La pirotecnia ilegal clausurada llevaba funcionando al menos un año y, según fuentes de la Guardia Civil, surtía de material para mascletaes y castillos en Valencia.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción