Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
INVESTIGACIÓN

El Observatorio Astrofísico Virtual ofrecerá a los europeos una base de datos del Universo

Los astrónomos europeos contarán en los próximos años con un nuevo instrumento para desentrañar los misterios del Universo. El Observatorio Astrofísico Virtual (AVO), un proyecto de tres años financiado por la Comisión Europea, proporcionará acceso instantáneo a las grandes bases de datos de los observatorios del mundo.

Un observatorio virtual consiste en una amplia colección de archivos de datos digitales que utilizan Internet para coordinar los programas de investigación astronómica.

A medida que avanzan las investigaciones del Cosmos, se acumulan informaciones que a veces son difíciles de ordenar. Para evitar que la comunidad científica repita programas de observación cuando los resultados ya están disponibles, la Comisión Europea dio luz verde el pasado febrero a este Observatorio Virtual que combinará datos procedentes de telescopios terrestres y espaciales.

MÁS INFORMACIÓN

Además, el AVO contribuirá a formar un auténtico 'cielo digital', a través del cual los astrónomos podrán, por ejemplo, localizar pasos cercanos de un asteroide, predecir su trayectoria y quizá advertirnos de un posible impacto. Cuando un estrella gigante se acerque al final de sus días y explote como una supernova, podrán buscar imágenes de ésta anteriores al fenómeno, añadiendo información valiosa al estudio de la evolución de las estrellas.

El ritmo de crecimiento es impresionante y ya existen muchos cientos de terabytes de datos disponibles. Por otra parte, países como EE UU están trabajando en un concepto parecido, National Virtual Observatory (NVO). Ambos grupos, el europeo y el americano, ya están colaborando para llegar al observatorio virtual global.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de marzo de 2002