Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ronquidos se tratan con éxito mediante radiofrecuencia

La radiofrecuencia, técnica no cruenta que consiste en la administración de energía a través de un dispositivo aplicado en el paladar y la campanilla o en los cornetes nasales, ofrece buenos resultados en más del 80% de las personas que roncan o, más exactamente, que tienen roncopatía crónica simple, el primer estadío de un proceso en el que el ronquido es sólo un síntoma, según los resultados de dos estudios de Carlos Martín Vázquez, jefe del servicio de Otorrinolaringología del hospital Infanta Luisa de Sevilla.

En el ronquido o roncopatía crónica, provocado por una obstrucción parcial de la vía aérea, se distinguen tres estadíos: leve, moderado y severo, conocidos respectivamente como roncopatía simple, roncopatía con anomalías respiratorias y síndrome de apnea del sueño (SAOS). El trabajo que presentará Martín Vázquez en el próximo congreso de la especialidad arroja resultados satisfactorios en el 80% de los pacientes y corrobora los de un estudio previo presentados en la misma reunión científica de 2001.

El 70% de los hombres y cerca del 40% de las mujeres roncan en España

'Estas cifras constatan que la radiofrecuencia es una técnica cómoda y eficaz en los casos de roncopatía simple y apnea del sueño leve y moderada, porque, además de obtener un porcentaje importante de éxitos, es un procedimiento rápido, bajo anestesia local y practicado en el sillón del especialista. En la radiofrecuencia se produce una reducción del volumen de los tejidos, con ausencia de inflamación, sin costras, suturas, dolor posquirúrgico ni los molestos tapones nasales en el caso de los cornetes. Es el tratamiento de elección para corregir el molesto ronquido', explica. En cambio, sus resultados en SAOS son muy limitados.

Cuando un persona ronca, descansa mal, tiene fatiga y falta de concentración e incluso corre el riesgo de dormirse conduciendo, es aconsejable que visite al otorrinolaringólogo. Casi el 70% de la población masculina y cerca del 40% de la femenina roncan en España. Uno de cada 20 evoluciona a SAOS, que implica un riesgo elevado de padecer complicaciones cardiorrespiratorias o cerebrales.

Entre los factores que más favorecen el ronquido se encuentran la obesidad, el tabaquismo y el uso de tranquilizantes, ya que estos últimos relajan los tejidos del paladar y provocan una mayor obstrucción al paso del aire.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de marzo de 2002