Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Piqué descarta el relevo del embajador en Marruecos

El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Piqué, quiso dar ayer por zanjada la polémica por las falsas entrevistas de Felipe González en Marruecos con el primer ministro marroquí, Abderramán Yussufi, y el rey Mohamed VI filtradas a El Mundo por el Gobierno. El ministro, que en su día alentó el bulo al asegurar que disponía de 'indicios' del falso contacto con el primer ministro, dijo ayer que, una vez analizado el caso, no va a tomar medidas contra el embajador de España en Marruecos, Fernando Arias-Salgado: 'No veo ningún motivo para el relevo', aseguró en una conferencia en el Centro Internacional de Prensa, en Barcelona.

Piqué explicó que el bulo nació de 'una serie de informaciones de origen no español', que, tras llegar a la embajada, fueron transmitidas al Ejecutivo, 'como era la obligación', recalcó, de los responsables de la embajada. El ministro admitió de nuevo que se trató de un 'error' y recordó que ya ha pedido excusas por las insinuaciones que hizo. 'Si alguien dice que se espía al ex presidente, miente', subrayó. Piqué contestó al presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, quien lo tildó de 'auténtica basura', asegurando que 'hay expresiones que descalifican a quien las profiere'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de marzo de 2002