Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ARQUITECTURAS

Alonso y el PNV se echan en cara la retirada de Isozaki del proyecto del Auditorio vitoriano

El equipo del arquitecto japonés Arata Isozaki no trabajará finalmente en el proyecto del futuro Auditorio de Vitoria. Tanto su retirada como la del estudio francés de Jean Nouvel hace unos meses están motivadas por unas exigencias económicas que superan los 50.000 euros que el consistorio estaba dispuesto a pagar a los cinco arquitectos postulados.

Ésta es la versión que el alcalde de Vitoria, Alfonso Alonso, ofreció ayer de una situación que ha dejado a tres equipos como únicos aspirantes para realizar la obra. Se trata de los grupos encabezados por los suizos Herzog y De Meuron, el cántabro Juan Navarro Baldeweg y el sevillano Guillermo Vázquez Consuegra, que antes del 6 de mayo deberán presentar sus proyectos.

Alonso señaló que Isozaki pedía aumentar sus honorarios ya que había tenido que estudiar dos posibles ubicaciones para el auditorio, la segunda propuesta por la oposición, especialmente del PNV. El primer edil aprovechó para criticar a los peneuvistas: 'Generar confusión no es hacer oposición y perjudica al interés de la ciudad. Por eso pido que nos dejen trabajar para que no sucedan cosas como ésta'.

El PNV replica que son 'ridículas' las justificaciones de la salida del arquitecto japonés y entienden que la razón de fondo está en los problemas de financiación. 'La culpa la tiene la ineficacia y la gestión sin rigor de un equipo incapaz de materializar sus propios proyectos', apuntó el portavoz nacionalista, Manu Allende. El coste previsto es de 30 millones de euros, y hasta el momento sólo está garantizada la mitad del presupuesto. PNV y PSE apuntan la necesidad de garantizar lo antes posible las aportaciones del Gobierno vasco y de la Diputación alavesa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de febrero de 2002