Crítica:ESCAPARATE
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

El libro de los libros

Se presenta, tras algunas correcciones y en un solo volumen, la edición de El Quijote que Francisco Rico preparó, coordinó y dio a conocer en 1998. Esta obra, como cualquier otra edición de un texto clásico de lectura continuada, viene a ser crisol de toda la historia filológica que ha ido atesorándose -aun cuando, en este caso, no se dé una bibliografía selecta sobre Cervantes y su obra-; buena muestra de lo dicho son los estudios de Fernando Lázaro Carreter (sobre la lengua), Jean Canavaggio (sobre vida y literatura), Sylvia Roubaud (sobre el género de los libros de caballerías) y Anthony Close (sobre algunas interpretaciones vertidas sobre la obra). Pero, sobre todo, y a diferencia de la anterior edición, interesa destacar aquí otra síntesis que armoniza el arco temporal que va desde el siglo XVII hasta el nuestro: el libro, editado en un volumen de generosas dimensiones, incluye tanto los grabados de la edición madrileña de 1674, primera ilustrada, como dos carpetas -incluidas en la caja en la que se presenta la obra-, una con dos reproducciones de las imágenes que Goya concibió sobre Don Quijote, y otra con un CD-Rom que permite estudios de concordancias, búsquedas, frecuencias...

DON QUIJOTE DE LA MANCHA

Miguel de Cervantes Edición de Francisco Rico Crítica. Barcelona, 2001 1.325 páginas + CD-Rom 60,01 euros

Probablemente ésta, como

edición de texto clásico que es, no sea obra definitiva, sino que deberá -como ya se ha hecho- aceptar las correcciones y aportaciones de futuros trabajos. Quizá entre las tareas pendientes una de las de mayor interés sea la de poder cotejar, con la ayuda de la ingeniería informática, todas las ediciones impresas del libro de Cervantes, labor ciertamente mayúscula, dados los singulares y habituales métodos de trabajo de las imprentas, asunto éste tratado por el editor en el libro y tema de una entretenida y reciente polémica con otros cervantistas y allegados.

El libro, de limpia tipografía, se anota a dos columnas, como viene siendo habitual en las ediciones de este sello. Las notas, debidas a Rico y a Joaquín Forradellas, contribuyen a esclarecer pasajes, acepciones o citas de otros autores, sin entrar en debate filológico alguno más allá del diálogo que mantienen los editores con el texto. Asimismo, el volumen incluye un utilísimo índice de voces anotadas e índices o tablas de cada una de las partes y tabla general. Todo el trabajo, como se advierte, se ha realizado a partir de la primera edición impresa de cada uno de los dos libros de El Quijote (Juan de la Cuesta, Madrid, 1605; y Juan de la Cuesta, Madrid, 1615, respectivamente).

Aguafuerte de Eduardo Arroyo, 'Don Quijote' (1993)
Aguafuerte de Eduardo Arroyo, 'Don Quijote' (1993)VEGAP

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS