Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MILOSEVIC, EN EL BANQUILLO

La UE relevará a la ONU y se hará cargo de la misión policial en Bosnia

La Política Europea de Seguridad y Defensa (PESD) tuvo ayer su primera concreción. Los ministros de Exteriores de los Quince acordaron que fuerzas de la Unión, en este caso policiales, intervengan en Bosnia por primera vez en una operación de gestión de crisis. Los policías sustituirán a los agentes que, bajo mandato de Naciones Unidas, están ahora desplegados en esa zona. Se trata de 'una decisión histórica', como explicó el ministro español de Exteriores, Josep Piqué, que 'prueba la voluntad europea de avanzar en la PESD'.

La operación se iniciará el 1 de enero del año que viene y en ella participarán 466 agentes de policía de la Unión, a los que se sumarán 67 expertos civiles y 289 contratados locales. Su mandato será por tres años prorrogables y sus misiones irán desde el asesoramiento a policías bosnios a la formación de agentes de seguridad y apoyo técnico a la policía de la zona. Hoy, la mayoría de policías que allí actúan bajo el paraguas de la ONU son ya europeos. La puesta en marcha de esta operación de gestión de crisis se ha hecho después de que el pasado diciembre, en la cumbre europea de Laeken, los Quince declararan operativa su Fuerza de Reacción Rápida, que incluye 60.000 soldados y 5.000 policías.

Financiar la operación

El acuerdo de los Quince estuvo precedido por una dura discusión sobre cómo pagar los gastos de la operación, especialmente por las reticencias alemanas a crear un precedente para futuras operaciones que pueda realizar la Fuerza de Reacción Rápida de la UE. El acuerdo asumido por todos consiste en que este año se invertirán ya 14 millones de euros, la mayoría de ellos en material. Después, serán necesarios 38 millones de euros anuales, de los que la Comisión Europea aportará diez y el resto será repartido entre los Quince de acuerdo con el PIB de cada cual. No obstante, casi la mitad de esa cantidad serán pagadas a los agentes en concepto de dietas que irán a cargo de los países de procedencia de los policías.

El alto representante para la política europea exterior y de seguridad, Javier Solana, aseguró ayer que ya ha mantenido diversos contactos con la ONU para el relevo de la fuerza policial en Bosnia. En principio, y aunque el acuerdo aún no ha sido tomado oficialmente, es muy probable que esa primera fuerza policial de la UE esté mandada por un policía danés.

Paralelamente, la UE sigue intentando superar el contencioso greco-turco para que la Unión pueda acceder automáticamente a los sistemas de planificación de la OTAN y que la Fuerza de Intervención Rápida de la Unión pueda actuar en una operación militar de gestión de crisis en Macedonia, en este caso en sustitución de las fuerzas de la OTAN allí desplegadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de febrero de 2002