Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente del Foro de la Inmigración dice que el multiculturalismo es 'una gangrena' de la sociedad

PSOE e IU exigen la dimisión de Mikel Azurmendi

Izquierda Unida y el PSOE reclamaron ayer en el Senado la dimisión del presidente del Foro para la Inmigración, Mikel Azurmendi. Los dos grupos de izquierda criticaron las opiniones de Azurmendi sobre los inmigrantes y le pidieron que por el bien del foro dimita. Azurmendi provocó la contestación de la izquierda al pronunciar frases como la siguiente: 'El multiculturalismo es una gangrena de la sociedad democrática'.

Los senadores Manuel Cámara (IU) y Ángel Díaz Sol (PSOE) recordaron a Mikel Azurmendi algunas de sus declaraciones desde que fue nombrado para ese cargo por el Gobierno. En su respuesta, el presidente del Foro para la Inmigración hizo reflexiones como decir que 'el multiculturalismo es una gangrena de la sociedad democrática'. Azurmendi definió el multiculturalismo como una situación social en la que cada grupo cultural vive aparte del otro y puso a Surafricana como ejemplo de ese multiculturalismo. Aún más, argumentó que el apartheid en Suráfrica comenzó precisamente por multiculturalismo. 'El apartheid no se constituyó por racismo sino por multiculturalismo. El racismo no fue la causa sino la consecuencia'.

Azurmendi subrayó en todo momento que exponía sus opiniones a título personal, pues en el Foro de la Inmigración no tiene 'ni sueldo ni despacho'. Y a título personal defendió la Ley de Inmigración del Gobierno (la 8 / 2000) en comparación con la anterior (la 4 / 200), precisamente porque ésta garantizaba los derechos de manifestación, reunión y huelga a los inmigrantes. Según Azurmendi, esos derechos 'en zonas con grandes flujos migratorios son un factor preocupante de desestabilización'.

Los senadores le preguntaron por qué ha criticado los recursos de inconstitucionalidad presentados por la izquierda a la Ley de Inmigración. Ésta fue su respuesta: 'Yo no mantengo que los recursos de inconstitucionalidad sean un circo espurio, pero sí que en el Foro no estoy para defender circos espurios'.

Y sobre la regularización de inmigrantes sin papeles, Mikel Azurmendi dijo: 'Si yo creyera que dando papeles se solucionaba el problema, se los daba mañana mismo. Seguramente que el ministro piensa lo mismo, y el Gobierno también. La cuestión es si con eso se solucionan los problemas, o no'.

Los senadores criticaron las conclusiones sobre la inmigración que Azurmendi mantiene en su libro Estampas de El Ejido. Su explicación fue: 'Cuando fui a El Ejido pasé de la teología de ver sólo racismo a una actitud en la que el racismo no me parece la causa, sino la consecuencia' de los disturbios en esa localidad almeriense.

Tras estas explicaciones, los senadores optaron por no plantear más preguntas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de febrero de 2002