Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
VISTO / OÍDO

Del tonto al malo

Tonto es quien está en una situación tonta. En una situación tonta estaba Trocóniz, que dijo que las mujeres deben cobrar menos pensión porque viven más años. En situación tonta está el ministro Acebes al comparar el pañuelo en la cabeza de una niña islámica con la ablación del clítoris, y no menos la situación de la ministra Pilar del Castillo al ordenar que no se ponga el cubrecabezas o no entre en el colegio porque en España hay que hacer lo que hacen los españoles (¿cuáles?). Las ideologías políticas facilitan la estupidez, como las religiosas, no digamos las deportivas.

La tontería de Trocóniz, la de Castillo o la de Acebes, que indudablemente no son personas intrínsecamente tontas, se ha amparado (en favor o en contra) con los grandes flecos que cuelgan de un feminismo real hasta convertirlo en filosofía. Hay confusiones deliberadas, como las que se refieren a la libertad. Dicen esos que la monja defiende la libertad de no llevar el pañuelo: y lo dice con una toca, vestida de monja. No había mayor prueba visible de la situación de estupidez que ver a una mujer con esos hábitos a la antigua usanza negando a otra el derecho a llevar el pelo tapado, a no ser otra monja que dice que no va a cambiar el menú del colegio porque algunos alumnos no puedan comer carne de cerdo. La estupidez muchas veces parece maldad, y ésa sí que parece intrínseca. Por ejemplo, enviar a la fuerza a una musulmana a un colegio católico; lo cual libera una cadena en la que se puede preguntar por qué hay colegios católicos, o de cualquier religión; y por qué están protegidos o subvencionados, y en cambio no hay ninguna escuela libre protegida.

Los que discuten que éste no es un Estado laico, sino aconfesional ¿de dónde creen que salen los fracasos escolares? Alguien creerá que es mejor un fracaso escolar que un triunfo que le lleve a uno a este Gabinete, al aznarismo, a mandar guardias contra el botellón o a prohibir beber en la calle, como en EE UU, donde llevan la botella envuelta en papel de estraza. (¿Y si todo fuera lo mismo? ¿Y si los guardias contra los chicos del viernes, la monja contra la musulmana, la reforma de bachillerato y universidad, las encerronas a las autonomías, no fueran parte de una ideología autoritaria ruda? ¿No son cuestiones contra las libertades?).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de febrero de 2002