Una mujer pide la suspensión del régimen de visitas de su ex esposo por temor a un rapto

El juzgado de Familia 6 de Sevilla verá el próximo 13 de marzo la demanda planteada por una madre para que se prive de la patria potestad y se suspenda el régimen de visitas a su ex compañero sentimental hacia el hijo de ambos ante su temor a que se lo lleve fuera del país cuando lo tenga en su poder.

La demandante, Raquel Mogro, de 24 años, ha denunciado en cuatro ocasiones al padre por amenazas. Mogro explicó que su ex compañero sólo ha pagado la primera de las mensualidades de 20.000 pesetas establecidas en abril de 2001 por el juzgado para contribuir al mantenimiento del niño. También dijo que un día acudió a su casa con la ropa ensangrentada y, en otra ocasión, la abordó en la calle y la tiró al suelo junto con el niño.

El juzgado de familia estableció un régimen de visitas consistente en la estancia del niño, de cuatro años, con su padre los fines de semana alternos, régimen que la madre pretende modificar en base al incumplimiento de las obligaciones de manutención y en la 'mala influencia' que, a su juicio, puede tener su forma de vida sobre el pequeño.

La madre demandó un trato diferente para cada caso. 'No todos los padres y madres son iguales y no se puede cortar a todos por el mismo patrón, está bien que un hijo esté con sus dos padres, pero sólo si están capacitados', explicó.

En las cuatro denuncias que ha interpuesto contra su ex compañero, Mogro afirma ser víctimas de amenazas. 'Sigue acosándonos y amenazándonos por teléfono, diciendo que si no llevo al niño al punto de encuentro, él mismo se lo llevará del colegio'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0017, 17 de febrero de 2002.