Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
DEPORTES

El Ayuntamiento, dispuesto a gastar cuatro millones de euros en el Mundial de ciclismo

Madrid 2012, la sociedad municipal creada para promocionar la candidatura olímpica de la capital, está dispuesta a gastarse cuatro millones de euros para organizar el Mundial de ciclismo de 2005. La Unión Ciclista Internacional (UCI) decidirá en octubre la sede, a la que aspiran también Valladolid, Palma de Mallorca y Lucerna. Madrid, que ha delegado en Unipublic, empresa organizadora de la Vuelta, todos los detalles, ofrece como gran atractivo un circuito por el centro de la ciudad, con salida en Cibeles y llegada en Colón, que recibió ayer el visto bueno de la UCI.

Charly Mottet, ex ciclista francés y delegado técnico de la UCI, proclamó ayer las virtudes del circuito madrileño, confirmó su viabilidad y especificó que es perfecto para las virtudes de Óscar Freire, el campeón del mundo actual. Su presencia en Madrid es el último acto de un proceso que convierte a la capital en favorita para la designación en octubre.

Un Mundial de ciclismo es el evento deportivo que mejor transmite la imagen de la ciudad, al no disputarse en un estadio, y que más espectadores en directo puede acoger (millón y medio de espectadores, estiman los promotores). Estas dos sencillas ideas le bastaron a Enrique Franco, presidente de Unipublic, empresa que ya tiene lazos comerciales con Madrid 2012 (patrocinadora de una clasificación de la Vuelta), para convencer al Ayuntamiento de la bondad de una idea nacida con el éxito popular de los finales urbanos de la Vuelta. Tampoco es desdeñable un tercer factor: Hein Verbruggen, presidente de la UCI, es el presidente del grupo del Comité Olímpico Internacional (COI) que examina las candidaturas olímpicas.

Ignacio del Río, concejal que asume personalmente todos los asuntos relacionados con la precandidatura olímpica, acogió con entusiasmo la idea y liberó los fondos necesarios. El proceso de selección por la UCI, un acto que tiene mucho de subasta, costará unos dos millones de euros (con posibilidades de crecer, dependiendo de las pujas de las ciudades rivales), mientras que la organización en sí costará otros dos millones. A cambio de la organización, Unipublic se quedará con los derechos publicitarios, mientras que la UCI impondrá a cuatro anunciantes y se llevará los derechos televisivos. El Mundial, que se disputará la última semana de septiembre, tendría dos sedes: la Casa de Campo para las pruebas contrarreloj, sub 23 y femeninas, y un circuito urbano, en pleno centro, para la prueba más importante, la de fondo en carretera para profesionales.

Pese a las críticas de ciudadanos atrapados en el caos de tráfico varios domingos consecutivos de eventos deportivos urbanos (Vuelta, maratón...), el Ayuntamiento persistirá en su costumbre: el Mundial supondrá que el centro de Madrid estará cerrado a los automovilistas al menos ocho horas el domingo y dos horas más, por lo menos, el sábado anterior, día de entrenamiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de febrero de 2002