Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dragados compra la primera constructora de Holanda para competir en Europa

La compañía cae un 8% en Bolsa tras anunciar que pagará 756 millones de euros por HBG

Dragados va a convertirse en la tercera empresa europea de construcción y de servicios y en la primera de España tras anunciar ayer la compra de Hollandsche Beton Groep (HBG), la mayor constructora holandesa. La empresa española anunció que pagará a los accionistas de HBG 756 millones de euros (125.788 millones de pesetas) en efectivo, a 21,25 euros por acción, un 57% más del valor de la firma holandesa al cierre del lunes. Esta elevada prima motivó que el mercado penalizara los títulos de Dragados con una caída del 8,25%. HBG se disparó un 52% al alza.

La operación representa para el grupo Dragados un paso de gigante en sus planes de expansión y diversificación. Con la compra de HBG, el grupo duplicará sus ingresos y se colocará en los puestos de cabeza del sector -con unas ventas combinadas de 10.811 millones de euros-, fortalecerá su presencia en Europa y EE UU y, de paso, se blindará ante posibles acciones hostiles de compra. Suficientes alicientes, a juicio del presidente del grupo, Santiago Foncillas, para justificar la elevada prima que pagará a los accionistas de HBG, compañía que ha tenido que afrontar dificultades por la crisis económica alemana, mercado que supone un 18% de su facturación.

Dragados justifica que haya acordado pagar un 57% más por cada acción de HBG al afirmar que alcanzará el liderazgo en el negocio de dragado, que mueve 5.000 millones de euros anuales; en que el beneficio por acción crecerá más de un 10%, y en el hecho de que la compañía holandesa ya había sido objeto de dos intentos de compra en los que se llegaron a alcanzar los 20 euros por acción. 'No entendemos que el precio sea caro', insistió repetidamente Foncillas durante la conferencia de prensa para ofrecer los detalles de la operación, que se comenzó a fraguar en noviembre pasado y cuenta con el beneplácito del SCH, accionista de referencia de Dragados.

Los mercados no tuvieron la misma impresión y castigaron a Dragados con una caída del 8,2%, mientras que HBG se reavalorizó un 51,92% en la Bolsa de Amsterdam.

Los 756 millones de euros que pagará Dragados en efectivo es la mayor cuantía ofrecida por una compañía en la industria de la construcción en Europa desde la compra de Groupe GTM por parte de la francesa Vinci, en julio de 2000. Foncillas resaltó, sin embargo, que HBG cuenta con una tesorería de 200 millones de euros, lo que reduce el precio real de la compra.

La transacción se realizará enmediante una Oferta Pública de Adquisición (OPA), pactada de forma amistosa con los gestores de HBG que, según los planes de Dragados, se lanzará en marzo y concluirá en abril. Antes de final de año, la nueva compañía resultante de la operación espera cotizar en la Bolsa de Amsterdam.

La adquisición se financiará a través de un crédito puente, la venta de activos que no se consideren estratégicos y la reducción de las inversiones previstas (420,7 millones de euros al año)

Foncillas resaltó que, con esta operación, Dragados da por alcanzada la meta en su estrategia de diversificación, tanto geográfica como de negocios, que inició hace cinco años con el intento frustrado de fusión del negocio internacional con FCC y, más recientemente, con las negociaciones para unirse a Sacyr, concluidas también sin éxito en octubre.

Foncillas aseguró que Dragados ya da por finalizado cualquier alianza a escala 'doméstica', aunque no descarta nuevas operaciones para consolidar su posición en Europa, ejemplo que dijo deberían seguir sus competidoras españolas para 'fortalecerse frente a posibles operaciones hostiles'.

Gestión conjunta

La gestión de la nueva compañía correrá a cargo de un comité de dirección integrado por cuatro miembros de Dragados y otros cuatro de HBG y presidido por Foncillas, que tendrá voto de calidad. Además, dos ejecutivos de la firma holandesa se sentarán en el consejo de administración de Dragados.

HBG facturó el año pasado 117 millones de euros más que Dragados, pero ganó la mitad que la española. Casi la totalidad de su capital cotiza en Bolsa y más del 80% de las acciones están en manos de particulares, inversores institucionales, fondos de inversión y bancos de negocio, entre los que se encuentra ING, Delta Lloyd y Farinvest. La constructora cuenta con una considerable presencia en Reino Unido, Irlanda, Bélgica, además de en Holanda y Alemania.

La unión de las dos empresas no implicará recorte de personal para los 62.000 empleados con que cuentan ambas compañías, dada la complementariedad de sus negocios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de febrero de 2002