Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Saldaña niega la gestión de los programas de gitanos a la FARA

El consejero de Asuntos Sociales de la Junta, Isaías Pérez Saldaña, aseguró ayer que los programas de ayuda contra el absentismo escolar de la comunidad gitana no volverán a ser gestionados por la Federación de Asociaciones Romaníes de Andalucía (FARA), a pesar de las pretensiones de sus dirigentes, quienes a juicio del consejero 'han perdido toda su credibilidad'.

El representante del Gobierno andaluz advirtió de que a partir del próximo curso, 2002-03, estas ayudas a los niños gitanos estarán bajo la responsabilidad directa de la Junta de Andalucía, ya que no tendrán un carácter especial, sino que se incluirán dentro del programa general contra el absentismo escolar de todos los niños, independientemente de su raza.

Pérez Saldaña respondió así a las reclamaciones de los miembros de la FARA, que se reunieron el pasado miércoles con responsables de la Consejería de Asuntos Sociales y criticaron el encuentro al considerarlo 'degradante'. El consejero explicó que el encuentro cumplió sus objetivos de escuchar las alegaciones por el expediente de suspensión y declaró que los miembros de la federación 'deberían estar en silencio más que acosar, porque lo importante son los niños gitanos y no la FARA'.

La Consejería de Educación se hará cargo de los programas de absentismo escolar a partir del próximo curso, pero hasta entonces la Junta está estudiando un acuerdo para retomar las ayudas, aunque 'sin la intervención de cualquier organización que no tenga absoluta claridad de sus actuaciones', según matizó el responsable de Asuntos Sociales, para quien la FARA no cumple esos requisitos. Por el contrario agregó que los responsables de esta federación 'parece que no han actuado adecuadamente en sus intervenciones con los programas de la Consejería'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de febrero de 2002