Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La coalición de centro-izquierda de Italia supera por ahora su crisis

El Olivo, la coalición italiana de centro-izquierda que agrupa a ocho partidos políticos, vive sus horas más bajas desde la derrota electoral del 13 de mayo pasado, cuando fue ampliamente superada por el bloque, no menos heterogéneo, de la Casa de las Libertades, de Silvio Berlusconi. Los responsables de los ocho partidos que integran la coalición mantuvieron ayer una larga reunión que se resolvió con un aplazamiento de la crisis hasta el congreso del próximo otoño.

Dentro del Olivo se desarrolla en estos momentos una feroz batalla de poder entre la Margarita, la minicoalición que agrupa a los cuatro partidos centristas del Olivo, y los Demócratas de Izquierda (DS, ex PCI), el partido mayor de la izquierda, que ha sido hasta ahora la verdadera espina dorsal de la coalición. Tanto el presidente de DS, Massimo D'Alema, como el secretario general, Piero Fassino, ven con preocupación el protagonismo que ha ido adquiriendo la Margarita dentro del Olivo, a expensas de DS, gracias a Francesco Rutelli, líder de ambas coaliciones

Fassino, líder de DS, reclamó la integración de los partidos del Olivo en una federación, dirigida por Rutelli, a cambio de que el ex alcalde de Roma abandone la guía de la Margarita. Rutelli, tras el largo tira y afloja, consiguió mantener su doble liderazgo hasta el congreso de otoño. Este precario acuerdo se obtuvo a cambio de conceder a los líderes de cada partido mayor protagonismo en la coalición.

'Gobierno en la sombra'

Una de las iniciativas del ex alcalde de Roma es poner en marcha un 'Gobierno en la sombra' al estilo británico. Mientras Renovación Italiana, Partido Popular Italiano (PPI) y Los Demócratas (el cuarto socio de la Margarita, los democristianos del Udeur, se desmarcó de su líder) se mostraron ayer firmes en su defensa del doble liderazgo de Rutelli, los tres partidos de izquierda (Partido de los Comunistas Italianos, Los Verdes y los Demócratas de Izquierda), con el apoyo del Udeur, insistieron en que su apoyo a Rutelli está condicionado a que deje de ser el responsable de la Margarita.

La situación interna en la coalición se hizo insostenible cuando, hace una semana, los presidentes del Senado y del Congreso de los Diputados designaron a los dos representantes del Parlamento italiano en la Convención Europea. Pese al interés de D'Alema por ser uno de los elegidos, el encargo recayó en un diputado del centro-derecha, Marco Follini, y un senador del centro-izquierda, Lamberto Dini, que pertenece a la Margarita. D'Alema acusó a Rutelli y a su agrupación de no haberlo apoyado, cosa que éste ha negado repetidas veces. Antonio di Pietro, el legendario ex juez de Manos Limpias, creador de Italia de los Valores, se declaró ayer 'entristecido' por la 'agonía del Olivo', del que formó parte hasta poco antes de las pasadas elecciones generales.

La famosa frase del ex primer ministro italiano Giulio Andreotti -'el poder desgasta sobre todo al que no lo tiene'- se aplica con exactitud al Olivo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 31 de enero de 2002