Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La FARA tilda de 'degradante' la cita con responsables de Asuntos Sociales

El primer encuentro entre responsables de la Consejería de Asuntos Sociales y los directivos de la Federación de Asociaciones Romaníes de Andalucía (FARA), tras la detención y el ingreso en prisión preventiva de algunos de ellos acusados, entre otros delitos, de malversación de fondos públicos, fue breve y parco. El presidente de la FARA, Vicente Rodríguez, lo calificó como 'degradante total' y aseguró que apenas duró 'un minuto y tres segundos'. En declaraciones a Europa Press llegó a tildarlo de 'xenófobo'.

La Consejería de Asuntos Sociales, que rehusó informar en detalle sobre 'la audiencia', se limitó a señalar que el director general de Bienestar Social, José Mora, requirió a los representantes de la FARA documentación justificativa sobre algunas subvenciones, que los directivos de la asociación no aportaron al argumentar que está en manos del auditor designado por el juzgado que instruye el caso.

Rodríguez explicó que el director general de Bienestar Social zanjó la entrevista tras pedirle esta documentación y declinó comentar la situación de la FARA y los programas de lucha contra el absentismo escolar de los niños gitanos, como pretendían sus dirigentes. 'Queremos que se contrate a los monitores y coordinadores que llevaban el programa del absentismo y que ahora están en la calle', indicó Rodríguez.

El presidente de la FARA acudió a la Consejería acompañado por varios cargos de la organización, aunque sólo pudieron acceder a las dependencias de la entrevista Vicente Rodríguez y el secretario, Salvador Paz. El director general de Bienestar Social estuvo acompañado por el jefe de la secretaría para la Comunidad Gitana, José Manuel Leal, según el presidente de la FARA. Rodríguez dijo que, pese a todo, espera reunirse con los consejeros de Asuntos Sociales y Empleo y Desarrollo Tecnológico, Isaías Pérez Saldaña y José Antonio Viera, respectivamente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 31 de enero de 2002