Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Fiscalía exige la suspensión de los tres jueces que liberaron al 'narco'

La Fiscalía del Tribunal Supremo ha solicitado la suspensión en sus funciones judiciales de los magistrados Carlos Cezón, Juan José López Ortega y Carlos Ollero, que excarcelaron al narcotraficante Carlos Ruiz Santamaría, El Negro, tras la admisión a trámite de la querella interpuesta contra ellos por orden del fiscal general del Estado, Jesús Cardenal.

El escrito del fiscal cita el artículo 383 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, según el cual, procede la suspensión de jueces y magistrados 'cuando se hubiere declarado haber lugar a proceder contra ellos por delitos cometidos en el ejercicio de sus funciones'. Esta postura, sin embargo, contrasta con la de la fiscalía en algún otro supuesto, como el del ex juez Javier Gómez de Liaño, en que el fiscal se opuso a la suspensión de sus funciones judiciales, incluso después de dictado el auto de procesamiento. La fiscalía señala que si no son suspendidos en sus funciones se daría lugar a 'la sucesiva recusación' de los tres jueces en los demás procedimientos.

Por su parte, el juez instructor del Tribunal Supremo, Joaquín Sánchez Melgar, ha citado a declarar a los tres magistrados en calidad de imputados: el día 30 de enero a Cezón, el 31 a López Ortega y el 1 de febrero a Carlos Ollero. También ha llamado en calidad de testigos a dos secretarios judiciales, al director de la cárcel de Valdemoro, al psiquiatra que hizo el informe de Carlos el Negro y al forense de la Audiencia Nacional.

La Sala de Gobierno de la Audiencia Nacional admitió ayer por unanimidad la abstención de los tres magistrados en el juicio por la Operación Temple. Los magistrados serán sustituidos por otros tres jueces de la Audiencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de enero de 2002