Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Azkuna reprocha a la inmobiliaria Vallehermoso que pida seis veces más de lo que pagó por los terrenos de Abandoibarra

El alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, reprochó ayer a la inmobiliaria Vallehermoso que pida una indemnización de 108,1 millones de euros (unos 18.000 millones de pesetas) por el aprovechamiento urbanístico de 20.000 metros cuadrados en Abandoibarra. Azkuna criticó que esa cantidad multiplique por seis lo pagado por la inmobiliaria cuando adquirió los derechos urbanísticos. 'Pretende una retasación de 3.000 millones de pesetas, que es lo que le costó, hasta los 18.000 millones. Han ido al juzgado y allí nos veremos', desafió el alcalde bilbaíno.

Vallehermoso interpuso a fines del pasado año una demanda en los tribunales por el retraso en disponer del aprovechamiento de esos 20.000 metros cuadrados, comprometido para 1998, según dijo Azkuna. 'Este tipo de obras son complicadas y por eso ha sido el retraso', adujo. El problema se ha suscitado por la demora en la retirada de las vías de Renfe en Abandoibarra, que finalmente se iniciará en dos meses, en el área asignada a la inmobiliaria para esos derechos urbanísticos.

La empresa tiene esta prerrogativa porque la década pasada compró los derechos edificatorios al Instituto Nacional de Industria, que a través de Astilleros Españoles disponía de terrenos en Abandoibarra. Con la elaboración del plan de esta zona, a Vallehermoso le correspondía la edificación de dos bloques de oficinas de ocho pisos de altura.

Este conflicto ha surgido también cuando se plantea un posible cambio del plan de Abandoibarra por las exigencias de la Diputación vizcaína de ampliar la torre que ubicará la nueva sede foral. Esta ampliación obligaría a eliminar precisamente los dos bloques de oficinas de Vallehermoso.

El diputado general, Josu Bergara, comunicó que la Diputación aún no ha decidido sobre la posible ampliación, que tendría que ser aceptada por la sociedad Bilbao Ría 2000 y el Ayuntamiento bilbaíno y obligaría a la modificación de todo el proyecto de Abandoibarra. Recordó que la institución foral sólo tiene una reserva en este área 'y no tiene tomada una decisión de traslado' de sus instalaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de enero de 2002