Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Berio asegura que su final de 'Turandot' se ajusta más a la obra

Riccardo Chailly estrena la nueva versión

Las Palmas de Gran Canaria

El compositor italiano Luciano Berio dijo ayer que el nuevo tercer acto de Turandot de Puccini, que ha escrito por encargo del XVIII Festival de Música de Canarias, se ajusta más al espíritu original de la obra que el programado hasta ahora, al que tachó de 'completamente equivocado'. El nuevo final se estrenó anoche en Las Palmas de Gran Canaria con Riccardo Chailly como director de la Concertgebouw de Amsterdam.

El nuevo final se escuchó ayer en el auditorio Alfredo Kraus de Las Palmas de Gran Canaria y volverá a repetirse el sábado en el teatro Guimerá de Santa Cruz de Tenerife, con todas las localidades vendidas desde hace semanas, y a continuación se representará en Amsterdam, Los Ángeles y Salzburgo en su versión teatral.

La ejecución del tercer acto corrió a cargo ayer de la Royal Concertgebouw de Amsterdam, cuyo director, Riccardo Chailly, aseguró que cree 'profundamente' en la versión de Berio y se mostró convencido de que sustituirá a la habitual hasta ahora, escrita por Franco Alfano tras la muerte de Puccini, y se convertirá en la definitiva. Luciano Berio afirmó que Alfano, discípulo de Puccini, escribió 'un happy end', al estilo de los musicales americanos, sin darse cuenta de que la obra de su maestro es 'mucho más compleja y sutil'. Turandot, al igual que el resto de la obra de Puccini, no conlleva 'una relación constante de causa-efecto', por lo que 'no se puede terminar con grandes cantos, mucho ruido y todos a casa felices', dijo Berio, que ha tardado tres meses en concluir cerca de 20 minutos de música.

El compositor italiano explicó que su propuesta 'termina en una especie de interrogación que deja al público preguntarse sobre lo que ha visto para completar la solución a ese enigma que es Turandot'. A su juicio, Toscanini, que dirigió el estreno de la versión de Alfano, tiene 'buena parte de culpa' de que el tercer acto no prosiga la línea de los demás, ya que era 'un grandísimo director, pero de dramaturgia sabía poco'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de enero de 2002