Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:CRÍTICAS

Cuestión de credibilidad

La ópera prima de Miguel Ángel Vivas, adelantémoslo, muestra maneras de cineasta con ojo certero, pero contra quien atenta él mismo, en su faceta de guionista, por más que esta película nazca de un guión premiado en un concurso de Antena 3 y Vía Digital: porque siempre resulta difícil creerse asesinos en serie españoles mostrados con los clichés del cine hollywoodense; y el que Vivas se ha inventado es, nada menos, un carnicero de niños.

Desde ahí, desde unos policías casposos, un lío amoroso que se cae por puro increíble y un empecinamiento en recorrer caminos trillados digno de mejor causa, la película no tiene muchas salidas para hacerse verosímil. Ni la ayuda un guión que no construye personajes, sino que se mueve dentro del terreno de la cómoda previsibilidad, ni unos actores que parecen perdidos en pieles tan incómodas. No obstante, muestra Vivas buenas maneras: es capaz de crear ambientes tensos, su cámara se mueve con elegancia incluso, de manera que queda pendiente la pregunta de qué haría el recién llegado con un guión más personal, menos tributario de formas y modelos ajenos.

REFLEJOS

Director: Miguel Ángel Vivas. Intérpretes: George Corraface, Ana Fernández, Emilio Gutiérrez Caba, Alberto Jiménez, Carlos Kaniowsky, Magüi Mira, Ana Otero. Género: criminal, España, 2001. Duración: 108 minutos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de enero de 2002