Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

UGT y CC OO atacan al Ejecutivo por faltar a la reunión sobre Aznalcóllar

Ruiz acusa a Torres Hurtado de crear fuego y apagarlo con policías

UGT y Comisiones Obreras salieron ayer en defensa de los intereses de los mineros de Aznalcóllar y atacaron al Gobierno central por faltar al encuentro previsto ayer para analizar el futuro de los terrenos embargados a Boliden, empresa propietaria de la mina cerrada tras el vertido. Los sindicatos reclamaron una explicación al Delegado del Gobierno en Andalucía, José Torres Hurtado, al que acusaron de actuar como 'pirómano' por 'echar fuego' al problema.

La Junta y el Gobierno central habían convocado para hoy a la comisión mixta sobre Aznalcóllar para seguir avanzando en el Plan de Diversificación Económica de la comarca, creado para salvar a la zona de la crisis creada por el cierre de las instalaciones mineras. Sin embargo, la noche del martes, la Delegación del Gobierno en Andalucía decidió suspender la reunión por considerar que se había producido una 'manipulación' por parte de la Junta de Andalucía al informar sobre los propósitos del encuentro.

Los representantes de la Consejería de Empleo acudieron ayer a la convocatoria de la comisión mixta, aunque sólo sirvió para un intercambio de información. La ausencia de representantes del Gobierno central hizo imposible abordar el futuro de los terrenos embargados por Hacienda y la Seguridad Social, 130 hectáreas que según los mineros, la Junta y el Ayuntamiento de Aznalcóllar son imprescindibles para la viabilidad del Plan de Diversificación.

Los sindicatos exigieron una solución inmediata al problema laboral y social que supone el cierre de la mina. El secretario general de UGT Andalucía, Manuel Pastrana, aseguró: 'Es absolutamente necesario que la Administración central ponga en lo alto de la mesa qué es lo que va hacer y, si no quiere poner nada, que tenga el valor de decirlo'.

Pastrana reclamó una respuesta inmediata porque, de lo contrario, según advirtió, 'habrá un autentico drama humano porque la situación está como para que tengamos una desgracia en cualquier momento'.

El secretario general de CC OO en Andalucía, Julio Ruiz, cuestionó el papel del Delegado del Gobierno en Andalucía, José Torres Hurtado: 'Debe actuar de bombero y está actuando de pirómano. Echando fuego a un incendio que después, eso sí, no tendrá escrúpulos en apagar mandando a la policía para que masacre a los trabajadores'. De esta forma se refirió a la manifestación de los mineros, a principios de mes, en la estación de Santa Justa (Sevilla), donde la policía cargó contra los trabajadores y causó varios heridos. El representante de UGT añadió: 'Nos estamos encontrando que la solución de ese conflicto no es la prioridad, al menos para una parte(en referencia al Gobierno central), sino que la prioridad es tensionar la situación para que se siga alimentando el conflicto'.

Movilización por las transferencias

Los sindicatos UGT y Comisiones Obreras anunciaron ayer el comienzo de una campaña de movilizaciones, a partir del próximo 15 de febrero, si el Gobierno central mantiene su negativa a transferir a la Junta de Andalucía las políticas activas de empleo. Los sindicatos consideran fundamental que la Junta gestione estas políticas contra el paro, por lo que reclamarán el apoyo de los empresarios en un encuentro previsto para mañana.

Los trabajadores también solicitarán una entrevista con el Partido Popular en Andalucía para que explique su posición ante este tema. El secretario general de UGT Andalucía, Manuel Pastrana, indicó que 'no es ético, no es legitimo y no hay justificación, desde el punto de vista político' para que aún no se hayan transferido las políticas activas de empleo. El secretario general de CC OO, Julio Ruiz, indicó que Andalucía se ha convertido en 'el campo de batalla' de las administraciones central y autonómica. Pastrana se sumó a la crítica y reclamó medidas 'para que esta situación cese inmediatamente y se inicie una nueva etapa de colaboración y entendimiento'.

CC OO y UGT no se sumarán a iniciativas de ninguna fuerza política para reclamar las transferencias. Los trabajadores tienen previsto realizar encierros en organismos dependientes del Ejecutivo central. Además, en los próximos días, pondrán en marcha una campaña conjunta de información para que los andaluces 'sean conscientes' de la importancia de lograr este traspaso.

Estas acciones son fruto de una estrategia, según dijeron, 'únicamente sindical'. Según justificaron los representantes de UGT y CC OO, de esta forma evitarán que el Partido Popular justifique su oposición a las transferencias en que las demandas son fruto de 'confrontaciones políticas'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de enero de 2002

Más información