Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hallados en Carmona dos esqueletos de la Edad del Cobre, los más antiguos encontrados en la ciudad

Los cuerpos, con más de 4.500 años, son de una mujer de 20 años y un niño de nueve meses

El servicio municipal de Arqueología de Carmona (Sevilla) ha hallado dos esqueletos de la Edad del Cobre, unos 4.500 años, durante las excavaciones en un solar del barrio de Santiago. Los restos de una mujer de unos veinte años y un niño de nueve meses son los más antiguos de cuantos han aparecido en el centro histórico de la ciudad. 'Hemos encontrado 12 estructuras excavadas en la roca que corresponden a restos de cabañas y silos de un poblado. El poblado fue abandonado y utilizado como basurero por lo que los cuerpos han sido arrojados sin más. No hemos encontrado huellas de un enterramiento ritual', comenta el arqueólogo Juan Manuel Román, director de los trabajos.

La excavación en la que han aparecido los dos esqueletos completos es un solar de 300 metros cuadrados ubicado en el barrio de Santiago, en la calle Calatrava, en pleno centro histórico de Carmona. El hallazgo se realizó a finales del pasado mes de diciembre, pero no se hizo público hasta ayer; una vez que ha finalizado la excavación, todos los restos se han depositado en el Museo de la Ciudad y ha comenzado la cimentación de la casa proyectada en ese solar.

'Los restos han aparecido en la zona en la que hemos localizado el núcleo de población más antiguo de Carmona, con unos 5.000 años. Además de los dos cuerpos hemos encontrado numerosas puntas de flechas, molinos de trigo, fragmentos de ceráminca y conchas', comentó ayer Juan Manuel Román, uno de los siete profesionales que integran el Servicio Municipal de Arqueología del Ayuntamiento de Carmona.

'En Carmona ya habíamos encontrado restos humanos de la misma época, del Calcolítico, pero el esqueleto no estaba completo. Fue en 1998 cuando apareció el cuerpo de otra mujer joven en la calle Dolores Quintanilla, muy cerca del solar en el que hemos trabajado ahora. Creemos que se trata del mismo poblado', explica Román.

En las excavaciones, financiadas por el Ayuntamiento con los fondos del Acuerdo para el Empleo y la Protección Social Agraria (Aepsa), han aparecido también restos de épocas turdetanas, romana y medieval.

En el solar de la calle Calatrava se han encontrado 12 estructuras de planta circular y sección acampanada que aparecen excavadas en la roca. Según los arqueólogos, se trata de fondos de cabañas y depósitos de alimentos que fueron reutilizadas en épocas posteriores como basureros. 'Los cuerpos no habían sido enterrados, sino arrojados allí. La mujer aparece en un lugar y el cuerpo del niño, que seguramente moriría al nacer, en otro distinto. Son importantes la cantidad de huesos de animales domésticos y salvajes, las herramientos de hueso y piedra, las conchas y los restos de semillas', comenta el arqueólogo.

'En una de las cabañas había conchas de navajas, lo que indica que tenían relaciones con otros pueblos de la costa; teoría que se confirma por los molinos de granito, una piedra que no es de la zona', añade. El arqueólogo destaca la importancia de hallar restos de esta época que en otros puntos de Andalucía Occidental han aparecido pero en enterramientos rituales colectivos, como los dólmenes de Valencina, o en poblados dispersos. Los dos esqueletos, que todavía están siendo estudiados, se exhibirán en el Museo de la Ciudad. Carmona es uno de los pocos núcleos del mundo que guarda evidencia de sus pobladores desde la Edad del Cobre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de enero de 2002