Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los vocales del PP imponen a su candidata al Supremo y relegan a las tres progresistas

Milagros Calvo se perfila como la primera mujer en el Alto Tribunal al encabezar una terna

Milagros Calvo se perfila como la primera mujer que ejercerá como juez en el Tribunal Supremo tras ser elegida ayer al frente de la terna que pugnará por la vacante de la Sala de lo Social, la menos relevante desde el punto de vista político. La comisión de calificación del Poder Judicial, integrada por cinco vocales de los que tres han sido elegidos a propuesta del PP, aprobó cuatro ternas para cuatro vacantes. Los vocales del PP impusieron su mayoría para situar en primer lugar a Milagros Calvo, y relegar al segundo y último lugar a las tres candidatas defendidas por las vocales elegidas por el PSOE.

A la selección de 12 candidatos en cuatro ternas para competir por las vacantes del Supremo se presentaron 45 jueces, nueve mujeres y 36 hombres. Las dos vocales progresistas que integran la Comisión de Calificación del Poder Judicial propusieron a mujeres para encabezar tres ternas, correspondientes a las dos vacantes de la Sala de lo Penal y a la plaza libre de la Sala de lo Contencioso. Tan sólo eligieron a un hombre al frente de la terna para la Sala de lo Social.

Los vocales conservadores, con tres representantes en la Comisión de Calificación, dieron la vuelta a las ternas de manera que situaron a una mujer, Milagros Calvo, magistrada del Tribunal Superior de Justicia de Madrid y perteneciente a la Asociación Profesional de la Magistratura, al frente de la candidatura a la Sala de lo Social. Para el resto de vacantes colocaron a hombres al frente de las ternas, relegando al segundo y tercer lugar a las candidatas defendidas por el sector progresista: Margarita Robles (ex secretaria de Estado de Interior en el Gobierno socialista y ahora magistrada de la Audiencia Nacional), María Soledad Cazorla (fiscal del Supremo) y María Teresa Freixes (catedrática de Derecho Constitucional de la Universidad Autónoma de Barcelona).

La discrepancia respecto a los primeros lugares de las candidaturas evitó la unanimidad en la designación de las ternas, que deberán ser votadas el próximo miércoles por el Pleno del Poder Judicial, donde los vocales elegidos por el PP tienen mayoría absoluta.

Es habitual que el juez elegido para encabezar la terna acabe logrando la plaza vacante, aunque el sector progresista mantiene la esperanza de que todas las mujeres que compiten por entrar en el Tribunal Supremo, órgano judicial donde no existen hasta ahora mujeres, acaben siendo las elegidas. Los puestos en juego y los candidatos que competirán por ellos son los que siguen.

- Sala Segunda de lo Penal. El orden de preferencia y por mayoría en el turno de carrera judicial: José Manuel Maza Martín, Carlos Moreno Millán y Margarita Robles Fernández. Para una segunda vacante en la misma sala y por el turno de juristas: Miguel Colmenero Menéndez de Luarca, María Soledad Cazorla y José María Paz Rubio.

- Sala Tercera de lo Contencioso. El orden de preferencia y por mayoría en el turno de juristas: Agustín Puente Prieto, José Ramón Rodríguez Carbajo y María Teresa Freixes.

- Sala Cuarta de lo Social. El orden de preferencia y por mayoría: María Milagros Calvo, Luis Hernández Ruiz y Francisco Javier Sánchez Prego.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de enero de 2002