Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

ALARMANTE GORDURA EN EE UU

América está gorda. Muy gorda. La grasa per cápita es especialmente alarmante en Houston, que se acaba de ganar el deshonor de encabezar la lista de ciudades con más obesos del país. Le siguen Chicago, Filadelfia y Dallas. Las culpas hay que echárselas a la vida sedentaria, las autopistas, las comidas rápidas y grasientas y a esas dos costumbres tan genuinamente americanas de atiborrase de televisión y de helados (normalmente al mismo tiempo). La crisis de michelines empeora además de año en año, y ahora no son sólo los adultos, sino los niños y adolescentes los que exhiben panzas y derriers descomunales. 'Padecemos una epidemia de obesidad', ha dicho el ministro de Sanidad, David Satcher, preocupadísimo porque sus compatriotas desoyen sus consejos de que coman menos y caminen más. Según el ranking anual de gordura publicado esta semana, un 54,4% de la población de Estados Unidos está obesa; y el promedio es aún peor entre los hombres: un 65,5% pasea cuerpos esféricos. Un eminente cardiólogo, el doctor Paul Thompson, del hospital de Hartford (Connecticut) lo achaca a lo barato que es comer pizza y lo caro que resulta ir a un gimnasio, y ha propuesto invertir los precios y hacer prohibitiva la comida basura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de enero de 2002