Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CC OO dice que la minería se usa 'políticamente'

El sindicato CCOO acusó ayer al Gobierno central y a la Junta de Andalucía de utilizar políticamente la crisis de la minería metálica que padece la franja pirítica de Huelva. El responsable estatal de minería, Rafael Barea, dijo ayer que 'el PP y el PSOE usan a los mineros onubenses -casi un millar- como argumento electoral, sin asumir sus competencias en la solución del conflicto'.

El dirigente sindical anunció ayer en Huelva que los trabajadores no se van a quedar con los brazos cruzados ante esta situación y anunció el inicio inminente de nuevas movilizaciones que, subrayó, 'serán mucho más contundentes si las administraciones no atienden a sus demandas'.

Las empresas Minas de Almagrera, Minas de Riotinto S.A, Filón Sur, Nueva Tharsis SAL y Presur, todas ellas situadas en la deprimida comarca minera de Huelva, soportan regulaciones de empleo y deudas millonarias debido, sobre todo, a la caida del precio del cobre en el mercado internacional.

Rafael Barea calificó de 'coyuntural' esta crisis y defendió el mantenimiento de la actividad minera en la comarca, 'siempre que el sector cuente con el apoyo de las administraciones para garantizar su supervivencia en momentos críticos como este, a través de mecanismos que reactiven la economía de la zona'.

CCOO criticó la actitud del Ejecutivo central ante el conflicto: 'No pueden decir que toda la responsabilidad es del Gobierno autonómico porque se trata de un gran problema social, que afecta a más de 30.000 habitantes. No sólo se trata de resolver un grave conflicto industrial, sino también económico'.

En este sentido, instó al PP a que 'establezca un marco jurídico, similar al de la minería del carbón, lo que daría lugar a la aprobación de un Real Decreto que permitiría a las administraciones la liberación de ayudas compatibles con las directrices que marca la Unión Europea'.

Las críticas de CCOO se dirigieron también contra la Junta. 'Resulta inexplicable que sus responsables se hayan comprometido a invertir lo mismo que la Administración central sin conocer la cantidad que se negocia. Esto demuestra que, de momento, tampoco quieren entrar a resolver el conflicto', añadió Barea.

Finalmente, el sindicalista resaltó la necesidad de que ambos Gobiernos impulsen el denominado Foro Regional de la Minería: 'el órgano que debe encargarse de promover todas las alternativas de futuro para la comarca y al que, por ahora, se le ha dado un portazo', dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de enero de 2002