135 etarras y 18 terroristas islámicos han sido detenidos durante 2001

ETA ha matado a 15 personas en los 49 atentados perpetrados en este año

Las fuerzas de seguridad españolas han detenido durante el año 2001 a 135 supuestos miembros y colaboradores de ETA, con lo que han superado el récord de 1998, año en que la banda declaró la tregua tras perder a 82 de sus efectivos. Además, 18 presuntos terroristas islámicos han sido capturados, todos menos uno tras los ataques del 11 de septiembre contra EE UU. En el lado oscuro, ETA ha matado a 15 personas en 49 atentados.

El balance sobre la lucha antiterrorista elaborado por el Ministerio del Interior indica que hasta el martes pasado habían sido desarticulados en España siete comandos de liberados (fichados), otros ocho de legales (no conocidos por la policía) y dos 'tramas civiles de ETA'. En estas operaciones fueron detenidos 135 miembros o colaboradores de ETA, que se suman a los 250 capturados desde 1996. A estos se añaden los 29 supuestos integrantes de la banda detenidos en Francia, otro más arrestado en Gran Bretaña, cuatro en Uruguay, dos en Canadá y uno en México.

Entre las detenciones en Francia destacan la del máximo responsable militar etarra, Francisco Javier García Gaztelu, Txapote, capturado el 22 de febrero en Anglet; el responsable de su aparato logístico, Asier Oyarzabal, apresado en Dax; el corresponsable del aparato político (junto a Mikel Albisu Iriarte, Mikel Antxa, escondido en Bélgica), Vicente Goikoetxea Barandarian, Willy, o los encargados del adiestramiento de terroristas, José Ramón Karasatorre, Zapata (coatur del asesinato del edil del PP Gregorio Ordóñez) y José Ramón Lete Alberdi, Mikel, a quien se relacionó con los preparativos para atentar contra el Rey en Palma de Mallorca.

Los continuos golpes asestados en este año a la banda por la Guardia Civil, la Guardia Civil, la Ertzaintza, la policía y la gendarmería francesas e incluso la Guardia Urbana de Barcelona han llevado a afirmar a altos cargos del Ministerio del Interior que ETA se encuentra en una situación de debilidad de efectivos similar a la de antes de declarar el alto el fuego unilateral en 1998.

Quince coches bomba

Esa supuesta debilidad no ha impedido a la banda terrorista continuar su campaña de atentados y muerte. ETA ha matado en este año a 15 personas (809 desde 1968) en 49 atentados. De éstos, 15 fueron cometidos mediante el estallido de coches bomba; cuatro con artefactos adosados a los bajos de vehículos; dos con paquetes bomba y siete más mediante armas de fuego.

El primer atentado mortal de 2001 costó la vida el 26 de enero al cocinero de la Comandancia de Marina de San Sebastián Ramón Díaz García, de 51 años, casado, padre de dos hijos y afiliado a CC OO. El último fue perpetrado el 23 de noviembre en Beasain (Guipúzcoa). Ese día, los etarras Imanol Miner Villanueva y Ainhoa García Montero, supuestos miembros del comando Donosti, mataron a tiros a los ertzainas Ana Isabel Aróstegi Legarreta, de 34 años, casada y con tres hijos, y Francisco Javier Mijangos Martínez de Bujo, de 32, casado y con un hijo. ETA ha asesinado en 2001 a cuatro miembros de la policía vasca, a la que ha equiparado en su lista de enemigos con el Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil.

Además, la policía ha detenido a 18 terroristas islámicos supuestamente vinculados a Osama Bin Laden. Entre ellos están los ocho que el juez Baltasar Garzón envió a la cárcel el pasado 18 de noviembre por 'múltiples delitos de terrorismo, por tantos cuantos muertos y heridos se hubieren producido el 11-9-2001 en las Torres Gemelas de Nueva York, el Pentágono de Washington y [el avión estrellado de] Pensilvania'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0029, 29 de diciembre de 2001.

Lo más visto en...

Top 50