Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS POLÍTICA Y SOCIAL EN ARGENTINA

Un Gabinete en la tradición de la familia peronista

El nuevo gobierno hunde sus raíces en las provincias argentinas y es auténticamente peronista. La 'austeridad', comprometida en su discurso ante el Parlamento por el presidente interino Rodríguez Saá, se refleja en la composición de un reducido gabinete, formado a base de técnicos, entre ellos tres mujeres, y dirigentes leales al nuevo jefe de Estado que van a colaborar para su reelección el 3 de marzo.

La cartera de Economía, que en los últimos años convertía en 'superministro' a su titular, baja a secretaría de Hacienda y pasa a depender de la Jefatura de Gabinete. La Cancillería se fusiona con el ministerio de Defensa.

El equipo que lidera Rodríguez Saá responde directamente al jefe y se articula con dirigentes peronistas de la llamada 'segunda línea' o , como dice El Adolfo, de la 'nueva generación', que llegan a la Capital Federal, al centro del poder, y resultan casi desconocidos para la mayoría de los ciudadanos. Tal es el caso de Luis Lusquiños, secretario general de la presidencia, interino en la jefatura de Gabinete. Sólo uno de ellos, Oraldo Britos, ministro de Trabajo, queda en pie como representante de los viejos militantes. Ambos, Rodríguez Saá y Britos, compitieron por la gobernación de San Luis dentro del peronismo. Hasta que Britos comprendió que la dinastía Rodríguez Saa era invencible y aceptó la representación casi permanente de la provincia como diputado en el Congreso. Su propia historia sindical y la relación con los actuales jefes de los gremios más importantes le han promovido a Trabajo, el máximo cargo al que podía aspirar.

El nuevo presidente rescató también a varios compañeros suyos con los que compartía desde hace más de 10 años el sueño de llegar a la presidencia. Allí está otra vez en primer plano, al frente de los ministerios de Exteriores y Defensa, el contable José María Vernet, gobernador de Santa Fe en los años ochenta. Y el ex gobernador de Mendoza, Rodolfo Gabrielli, como ministro del Interior. El abogado Alberto Zuppi, representante de las víctimas del atentado terrorista que demolió la sede de la mutual judía (AMIA) y causó 86 muertos en 1994, fue designado ministro de Justicia. Jorge Taiana, otro abogado peronista heredero de la llamada 'resistencia' ocupará la subsecretaría de Derechos Humanos.

Los 'caudillos' peronistas de la provincia de Buenos Aires, el gobernador Carlos Ruckauf y el ex gobernador, Eduardo Duhalde, permitieron el traspaso de dos miembros importantes de sus equipos. El nuevo secretario de Finanzas, Rodolfo Frigeri, y Juan José Alvarez, que tenia a su cargo el mando de la bonaerense, los 40.000 policías de la provincia de Buenos Aires. Álvarez, ya como secretario de Seguridad Interior, reemplazó anoche al jefe de la Policía Federal, responsable de la brutal represión que desató una batalla campal el pasado jueves en el centro de Buenos Aires.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 24 de diciembre de 2001