Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Urbanismo subvencionará hasta el 25% de las obras por la inspección de edificios

IU y PSOE logran aumentar el dinero previsto

Los vecinos que tengan que hacer obras en sus casas para subsanar las deficiencias detectadas al realizar la inspección técnica de edificios (ITE) podrán solicitar al Ayuntamiento una subvención económica que podrá cubrir, como máximo, el 25% de los costes. El pleno municipal celebrado ayer aprobó la firma de un convenio entre la Gerencia de Urbanismo y la Empresa Municipal de la Vivienda (EMV) para que sea esta última la que tramite las ayudas.

Las ayudas para la realización de las obras necesarias para acondicionar los edificios que no logren pasar la inspección técnica contó con el respaldo de los tres grupos municipales (PP, IU y PSOE). Ese consenso fue posible merced a que el concejal de Vivienda y Rehabilitación Urbana, Sigfrido Herráez, aceptó las peticiones de los portavoces de la oposición, Justo Calcerrada (IU) y Manuel García Hierro (PSOE), para que se amplíe la partida de 300 millones de pesetas prevista en los presupuestos del año próximo para cubrir esas subvenciones.

La oposición ya había planteado en la comisión informativa de Urbanismo, Obras e Infraestructuras la necesidad de aumentar esa cantidad, y Herráez acudió al pleno contando con el visto bueno del concejal de Hacienda, Pedro Bujidos, para que esos 300 millones se conviertan en una partida abierta con el fin de garantizar que ningún vecino que solicite la subvención y tenga derecho a ella se quede fuera de las ayudas por insuficiencia presupuestaria.

La necesidad de ayudar a pagar con fondos municipales los trabajos de mantenimiento de los inmuebles se puso dramáticamente de manifiesto la primavera pasada tras derrumbarse dos inmuebles protegidos en las calles de Gaztambide (Chamberí) y del Factor (Centro) que estaban en obras. Ninguno de esos edificios había pasado la ITE en el plazo establecido para los inmuebles incluidos en el Catálogo de Elementos Protegidos (de enero a diciembre de 2000, aunque ese mes se amplió hasta el 30 de junio de 2001).

Los grupos de la oposición argumentaron entonces que muchos de los propietarios de los edificios no pasaban la ITE por temor a no poder costear las obras de reparación, teniendo en cuenta que los inmuebles protegidos están habitados mayoritariamente por ancianos que susbsisten, en ocasiones, con pensiones muy bajas. El PSOE pidió un fondo de 1.000 millones de pesetas para subvencionar las obras.

El convenio aprobado ayer por el pleno municipal establece que la subvención será como máximo del 25% del importe de los trabajos. Ese porcentaje se desglosa en dos partes: ayudas por el tipo de edificios (según el grado de protección que tengan) y subvenciones a las familias que habitan el inmueble en función del número de miembros y de sus ingresos económicos.

En el primer apartado, el Ayuntamiento subvencionará hasta el 15% del coste de los trabajos si se trata de inmuebles que cuentan con protección de nivel 1 y 2 (las más altas). Para el resto de los inmuebles la subvención será como máximo del 10% del valor de las obras de reparación.

A esos porcentajes se podrá sumar otro 10% de subvención que se otorgará individualmente a cada familia que lo solicite en función del número de miembros que la compongan y del nivel de ingresos. Herráez afirmó que se ha establecido un tope máximo de 1,2 millones de pesetas por familia. Esas subvenciones podrán solicitarlas aquellas familias cuyos ingresos no superen los 2,5 millones de ingresos al año. La cifra se puede incrementar hasta los 3,5 millones si se trata de familias de más de cuatro miembros o si uno de ellos padece una discapacidad o es anciano.

Otro de los requisitos para obtener la ayuda municipal es que el solicitante (la comunidad de propietarios o el dueño individual) haya presentado el acta de que en el inmueble se ha realizado la ITE en el plazo establecido (véase gráfico). Las personas interesadas pueden informarse directamente en la EMV, sita en la calle de Paraguay, a mediados del próximo enero, según Herráez. El edil de Vivienda aseguró que 'nadie que reúna los requisitos se quedará sin subvención'. Los últimos datos oficiales de la ITE cifraban en más de 4.000 los inmuebles protegidos que tienen que subsanar daños estructurales.

Compra de sedes bancarias

El pleno municipal aprobó también, con los votos de los tres grupos, la firma de un convenio con Unión Fenosa para enterrar 160 kilómetros de líneas eléctricas. El gobierno local no contó, en cambio, con los votos de PSOE e IU para aprobar los convenios con los bancos BBVA y SCH para adquirir los inmuebles donde se ubicarán las sedes de la Gerencia Municipal de Urbanismo y las concejalías de Obras y Medio Ambiente. La oposición rechazó esos convenios al considerar que los edificios, sitos en la calle de Álcalá, números 45 y 49, y en el paseo de Recoletos, número 12, tienen un coste excesivo -33.400 millones de pesetas- y no son idóneos para uso administrativo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de diciembre de 2001