Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ekaizer subraya el papel de la mujer en el documental 'El caso Pinochet'

El juez Guzmán busca en un desértico páramo chileno los huesos de unos jóvenes desaparecidos. La cámara capta a los familiares. Las imágenes, inéditas, bastan. Es el principio del documental El caso Pinochet, dirigido por Patricio Guzmán, que hoy se estrena en España y que el jueves fue presentado en los cines Babel de Valencia por uno de los asesores del realizador, el adjunto a la dirección de EL PAÍS, Ernesto Ekaizer, y por el productor, Paco Poch. Esas impactantes imágenes enmarcan toda la carga emocional y artística de un documental que relata el proceso al general chileno. Ekaizer cubrió informativamente la detención de Pinochet en Londres, pero el jueves se centró sobre todo en el documental. Y en la importancia, honestidad y dignidad de las numerosas mujeres que dan testimonio frente a la cámara casi inmóvil de las torturas a las que fueron sometidas o de su lucha por buscar a sus desaparecidos. Este punto de vista es uno de los aspectos singulares de la película que tiene también protagonismo valenciano, a través de los testimonios del abogado Joan Garcés y de otras personas que posibilitaron el procesamiento de Pinochet, aunque al final fuera en Chile, apuntó Ekaizer.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de diciembre de 2001